Polopos, una ruta de vaqueros

2

Las condiciones naturales de Almería la hicieron, a partir de los años sesenta del siglo pasado, ser un plató natural donde fueron rodadas un buen número películas, siendo las del oeste las que acapararon la demanda. Polopos, una pedanía de Lucainena de las Torres, fue elegido por sus características de pueblo blanco y misterioso para ser participe en muchos producciones: nada menos que 19 películas y una serie de televisión. Aprovechando que este fin de semana son sus fiestas de San juan, nada mejor que acercarse a este paraje tan peliculero.

Un poco de historia cinematográfica
Corría el año 1966 cuando Polopos empieza a recibir a la industria del cine y ser protagonista en un espagueti western: Yo soy la Revolución, de Damiano Damiani y con un joven Kluas Kinski como malvado protagonista y con música del genial Ennio Morricone. A partir de ahí el desfile de estrellas que rodaron en Polopos es bastante amplio: Franco Nero, Raquel Welch, Monica Randall, Burt Reynolds, Dennis Weaver, Gene Hackman y Candice Bergen por citar las mas reconocidas. Sus casas, su soledad entre ramblas desnudas y ese sol que nos hacía recordar a un territorio imaginario entre Mexico y EEUU le hicieron ser protagonista a esta pedanía. En este enlace puedes, curioso pirata, reconocer escenarios de películas en sus sitios naturales y rememorar las escenas.polopos almeria

Aires ferroviarios
Para ir a Polopos recomiendo empezar por la vía verde de Lucainena y seguir por la carretilla que no hace otra cosa que aprovechar el trazado primitivo del ferrocarril que llevaba hasta el cargadero de Aguamarga. Esto te hará observar restos que aún, pasados 75 años de sus cierre, se mantienen como un apeadero con su depósito de agua en forma de pirámide truncada y pasarás por un túnel hecho a pico y pala que habrá que ir con cuidado si vamos en bici. A la salida, veremos Polopos en un alto, abriéndose a un valle donde confluyen las ramblas del Gato, Los Murtales y del Pino, y seguiremos por la carretera hasta su misma plaza de la Iglesia.

Túnel de la antigua línea de ferrocarril cerca de Polopos

Túnel de la antigua línea de ferrocarril cerca de Polopos

Una iglesia de cine
Su iglesia de San Juan, con su espadaña coronando su portada tiene toda la pinta de iglesia de poblado de Nuevo Mexico y así lo vieron los dedos especialistas en localizar exteriores para películas. Una iglesia con su placita y su fuente y que fuera del estío, tiene toda esa tranquilidad de poblado atemporal. En este fin de semana, celebran sus fiestas de San Juan, con todo ese aire de fiestas de pueblo, con sus farolillos, feria del mediodía y orquesta a la luz de la luna y con un evento especial y es que, a la madrugada (sobre las tres), se invita a una degustación de cava y pasteles.

Iglesia de San Juan  en la película Cabalgando al Infierno (1970)

Iglesia de San Juan en la película Cabalgando al Infierno (1970)

Alrededores
Por supuesto, que acercarse a Polopos y no pasar por Lucainena y descubrir por que tiene el calificativo de ser uno de los pueblos más bonitos de España es de que desfiláramos por la tabla y nos tiraran a los tiburones. Para evitar este mal trago, nada mejor que seguir este mapa pirata para disfrutarla como merece.polopos almeria

Comparte

Sobre el autor

Es el oteador de este galeón pirata. Catalejo en mano, nada más llegar a puerto, se adentra en terreno desconocido para descubrirnos enclaves espectaculares cuya existencia es ignorada, incluso, por los propios lugareños. Tiene el don de retratar en forma de dibujos aquello que ven sus ojos y que otros ni imaginan. Ahora bien, le pierden las fiestas populares y si coinciden con alguna de sus expediciones, su regreso puede durar días.