El Museo Puertomaro no es exactamente un museo. Bueno, sí, es verdad que tiene algo de sala de arte y cultura, pues aquí encontramos uno de los locales más activos, dinámicos y polivalentes de toda Almería. En este sentido, no es exageración tildar al Museo Puertomaro como uno de los reyes del ocio, la cultura y la diversión almerienses. Y eso que no se ubica en las Cuatro Calles, en Oliveros o en el Paseo Marítimo. Ni falta que le hace.

Museo Puertomaro

Para que quede bien claro, un gran letrero en la puerta te avisa de lo que te vas a encontrar si entras; “desayunos, delicatessens, cervezas, copas, cocktails, vinos, ciber, música, fiestas, monólogos…”. Os aseguro que el letrero es más largo y contiene muchas más cosas. Sin embargo, no dice nada del increíble ambiente, el buen gusto o la diversión garantizada que tienes en su interior; esto último has de descubrirlo por ti mismo. 

En el Museo Puertomaro vas a encontrar un local distinto a todos los demás; una serie de veladores repartidos de forma ordenada por la espaciosa sala interior, y una decoración tabernera que conjuga a la perfección con el buen rollo del establecimiento. También, dispones de juegos de cartas, dardos, pinball o futbolín, así como un montón de sorpresas, como fiestas temáticas, shows improvisados, o intervenciones de lujo. Todo, rodeado de gente joven y de mediana edad, y bajo la mejor música comercial. Ideal para pasar una tarde relajada, para ver el mejor fútbol, o para calentar motores antes de ir de fiesta al centro de la ciudad.

Una última recomendación; ¡ojo que se acerca el Mundial! Es habitual que el Puertomaro organice una buena cada vez que La Roja tiene sus compromisos más importantes. La última Eurocopa de 2012, así como la de 2008, el Museo Puertomaro daba los partidos de la selección en varias y enormes pantallas mientras un gran equipo de animadores espolea a la clientela con regalos y sorpresas. Es de esperar que, para el mundial de 2014, logren superarse.

Localización: Museo Puertomaro

Horario: De tres de la tarde a tres de la mañana (los fines de semana, abierto hasta las cuatro).