AlmAnimal

El ‘maestro’ Barry Harris dirige un seminario de jazz en Almería

1

Considerado como uno de los grandes pianistas de todos los tiempos, el músico norteamericano Barry Harris, nacido en 1929, pasará unos días por Almería, donde va a dirigir un seminario internacional de jazz organizado a pachas entre la gente del ClasiJazz y la Diputación Provincial. Dicho seminario arranca el día 22 de octubre y finaliza el domingo 26, y si te gusta el jazz o te va la música original, no deberías perder esta oportunidad única.

clasijazz1

Única porque, como digo, el señor Harris ya gasta sus años, y es muy improbable que no volvamos a tener ocasión de verle, no ya por Almería, sino a este lado del Charco. Conocido por su particular método para improvisar música jazz -denominado “método Barry Harris”-, el seminario que impartirá en la ciudad de Almería promete no consistir en clases formales, sino prácticas. ¿Y a cuánto sale la broma? Teniendo presente el genio musical que dirige el cotarro, no es excesivamente caro, aunque es cierto que no está al alcance de cualquiera; 40 euros al día, o bien 120 euros por el seminario completo.

Este evento internacional, que espera contar con más de un centenar de inscritos de múltiples procedencias, se enmarca dentro de las actividades incluidas en el festival de música ‘We Love Jazz’, aunque, aviso a navegantes, si por el motivo que sea querrías asistir pero te resulta imposible, no desesperes; Barry Harris ofrecerá dos conciertos abiertos a cualquiera; el del sábado 25 y el del domingo 26 (junto a la ‘ClasiJazz Big Band’). Los socios sólo tendrán que pagar 10 euros, y los que no lo somos, veinte.

Pues eso; el último fin de semana de octubre, descubriremos si el jazz sigue siendo música para minorías, o si cada día, como parece ser, cuenta con mayor número de adeptos. En cualquier caso y si piensas ver a Barry Harris en concierto, ¡compra tu entrada con antelación suficiente!

Imagen: npr.org

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.