¿Sabías que hace 5.000 años hubo un poblado en la provincia que llegó a convertirse en uno de los lugares más desarrollados del mundo? ¿O que Almería era, en la época romana, uno de los puntos estratégicos para comerciantes y marinos?

Estas  y otras muchas cosas más se pueden aprender  a través de pistas, puzles, sopas de letras y otros divertidísimos juegos organizados por los responsables del Museo de Almería para amenizar las visitas de los más pequeños a este centro de cultura, arte e historia. Aunque, antes de entrar a hablar de los contenidos del principal museo almeriense, será conveniente dar un par de pinceladas para contextualizar.

Os sitúo: mediados del pasado mes de marzo; sala de exposiciones del Museo de Almería; inauguración oficial de la muestra ‘Ars Visibilis II’. Compuesta exclusivamente por esculturas y representaciones elaboradas por mujeres, y expuesta con motivo del ochenta aniversario del gran museo de la provincia (el más antiguo e importante de la treintena que hay disponibles a lo largo y ancho de toda Almería). Aunque, en honor a la verdad, este museo es conocido, sobre todo, por sus contenidos arqueológicos, esta muestra no decepcionó. Incluso se agradecía el contraste entre las piezas expuestas de huesos y utensilios del yacimiento de Los Millares (de siglos de antigüedad) con obras contemporáneas de la temática más variada.

Dentro de ese mágico contraste entre lo actual y lo que tiene miles de años, hubo una obra que supo atraer la atención del numeroso público allí congregado; una mujer, de carne y hueso, que bailaba de forma apasionada dentro de un armazón, a modo de jaula, representando así la opresión de la sociedad hacia la figura femenina. No hubo un solo visitante que no quedara impresionado con esta obra.

Aquella muestra cultural era sólo una más de las que se han organizado para conmemorar el ochenta aniversario de este museo. Porque, aunque fue un 23 de marzo de 2006 cuando los príncipes de Asturias y el entonces presidente andaluz, Manuel Chaves, inauguraron el actual edificio de este magnífico centro cultural, el museo tiene ya algo más de ocho años… Concretamente, hay que poner un cero a la derecha para acertar su edad. En efecto, en 2014 se cumplen 80 años desde que el Museo de Almería abriera sus puertas, y por eso no pueden dejar de visitarlo durante el presente año; las numerosas y atractivas actividades y muestras que se han preparado para tal efeméride dan fe de lo que digo.

Entre esos actos especiales de conmemoración, los responsables de este impresionante centro de arte e historia de nuestra provincia han sabido organizar una serie de eventos a la altura de tan notable aniversario. En este sentido, no hace mucho queel museo acogió la conferencia ‘Franquismo y misoginia: la represión de las mujeres andaluzas durante la guerra civil y la posguerra’, dirigida por Carmen González Canalejo; otro éxito de participación que viene a demostrar el interés que despierta en la sociedad la temática de las mujeres que se niegan a doblegarse ante las convenciones sociales. Por eso, el Instituto Andaluz de la Mujer se ha volcado con esta efeméride cultural de nuestra provincia, y colabora en cada una de estas muestras.

Vídeo 80 aniversario: www.youtube.com/watch?v=ZjVqT7eepVI&feature=youtu.be

¿Qué más decir de este atractivo museo? Que la entrada es gratuita para ciudadanos de la Unión Europea (los extracomunitarios pagan sólo 1,50 euros), que los horarios son muy flexibles (horario especial de verano: desde la última quincena de junio hasta la primera de septiembre, ambas inclusive, el centro abre sus puertas de 10.00 a 17.00 horas todos los días salvo los lunes) y que se realizan visitas guiadas, siempre y cuando se soliciten con una antelación mínima de siete días. Por otro lado, cuanta con una biblioteca especializada en prehistoria, museología, arqueología, patrimonio histórico, temas almerienses e historia en general.