Bucaneros, nuestros galeones atracan nuevamente en el levante almeriense, en este caso a la localidad de Pulpí, que celebra del 25 al 29 de septiembre la Feria y Fiestas en honor de su patrón, San Miguel. Sí, nos gusta más una buena parranda que a un tonto un lápiz, no lo podemos negar.

Como siempre, os animamos a visitar la agenda de Weeky para conocer todas las actividades con las que disfrutar de unos días de auténtico infarto, entre las que destacan los tradicionales toros de fuego o carretillas,  armazones de hierro con ruedas forrado con carretillas voladoras, que se arrastran por las calles persiguiendo a la gente.

¡Ah, que no se nos olvide! Los toros de fuego tienen desde hace unos años una versión apta para los más pequeños.

Charangas, pasacalles, carreras de cintas, piñatas, carreras de sacos, concursos de dibujo, conciertos, carrera de galgos, campeonatos de tenis, fútbol… Son sólo algunas de las actividades con las que animar vuestra estancia en Pulpí, mientras echáis algo a la panza en la siempre oportuna Feria del Mediodía.

Como siempre, aprovechamos la ocasión para realizar un pequeño repaso de los atractivos que ofrece Pulpí, siendo el más evidente la increíble oferta de playas, como las que bañan la localidad de San Juan de los Terreros como tan bien sabe nuestro pirata Miguel Arranz.

Pero lo que a lo mejor no todos conocen es que en Pulpí se encuentra la geoda más grande de Europa, descubierta en 1999 en el interior de una mina de hierro y plomo a 50m de profundidad en el paraje del Pilar de Jaravía. Se trata de una cavidad rocosa en la que el yeso ha cristalizado fruto de numerosos estudios científicos.

¡Ojo al parche! La geoda no sólo tiene un interés para el conocimiento de los minerales en este planeta, sino que los análisis realizados en la misma serán de ayuda para localizar agua líquida en Marte. Ahí es nada.

En un plano más terrenal, no podemos dejar de lado el patrimonio pulpileño, con la iglesia de San Miguel Arcángel a la cabeza, uno de los edificios más antiguos del pueblo; el castillo árabe o torre de Terreros, la última del Reino de Granada; el Reloj Solar de Pulpí; o su riquísimo legado arqueológico-industrial del siglo XIX, como la mina de Jaravía.

Sí, vale. Hemos visto mucho pero… ¿Qué hay del yantar? Pues no podemos dejar de probar las migas de matanza, ajo colorao, gurullos con conejo, carnes, embutidos caseros y jamones si queremos algo salado, o las tortas de manteca con chicharrones, hornazos, brazo de gitano, si es que nos gusta más lo dulce.

¡Nos vemos en Pulpí, piratas!

 

Imágenes: Diputación de Almería y Ayuntamiento de Pulpí