LA MOVIDA EL MUSICAL DE LOS 80

Arte colorista en el CAMA hasta el 6 de julio

0

El pintor zamorano Miguel Villarino y su arte colorista gozan de una reputación en el mundillo del arte que atestigua no solo su vasta obra, sino también los muchos galardones y reconocimientos que ha recibido a lo largo de su trayectoria artística. Fue director del Centro Español de Arte Seriado, y ha expuesto en ciudades como Nueva York, Shanghai o Ginebra, entre otras tantas. Y ahora puedes disfrutar de él y de su obra ‘Todo lo mío lo llevo conmigo’ (pintura, 1980-2014) en el Centro de Arte Museo de Almería (CAMA), abierta al público hasta el próximo 6 de julio.

villarino2

¿Y qué vas a ver si te acercas por el CAMA en estos días? Antes de nada, no solo vas a ver; también vas a sentir. Con un mínimo de sensibilidad artística que poseas, podrás empaparte del mundo simbolista y colorista reflejado en los cuadros de Villarino, en los que también hay cierta reminiscencia dadaísta. ‘Todo lo mío lo llevo conmigo’, título de la muestra, proviene de una célebre frase del filósofo griego Séneca, y resume a la perfección la esencia de la exposición pictórica; obras intimistas a la par que alegres e enhiestas que no te van a dejar indiferente.

Tomás Paredes es presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte (AICA) y sobre esta exposición que ahora se muestra en Almería, ha dicho que “el autor se presenta ante el espectador tal cual es y con lo que tiene. Nada de artificio. No pretende confundir ni suplantar. No hay más que lo que quiere mostrar; la pintura que ha ido jalonando su labor de artistas, el oficio de su vida de poeta del color y de las formas“. Y un servidor, después de visitar la exposición, no puede decir nada más que amén.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.