Banner-Weekey-Bonos-Descuento

Bravas Pedro de Burgos, Azul Cereza

1

Las patatas bravas del coqueto bar Azul Cereza no llevan ni una pizca de tomate, pero son de las mejores que puedes probar en Almería. Al menos son originales y marcan la diferencia con la mayoría. Tienen además el atractivo de tratarse de una receta “robada” al Mesón Burgos, un clásico de la ciudad homónima que tiene una fama considerable gracias a estas bravas y a su inmejorable ubicación junto a la catedral burgalesa.

¿Cómo llegó esta receta a las manos de Miguel Ángel Aguilar, dueño del Azul Cereza? Básicamente un cocinero acabó saliendo cabreado del Mesón Burgos y como venganza publicó la receta en internet. Pedro, sobrino de Miguel Ángel y residente en Burgos, tomó nota y se la pasó rápidamente a su tío, por si desaparecía de la web. En honor a su familiar y al origen de la receta, la tapa almeriense ha sido bautizada como Patatas Bravas a lo Pedro de Burgos. Hoy día puedes encontrar la elaboración fácilmente en internet por si quieres emularla en casa. Aunque probarlas con una caña fresquita frente al Mar Mediterráneo solo lo puedes hacer en el Azul Cereza.

La salsa de estas bravas destacan por su sabor ahumado, que viene de la mezcla de pimentón de La Vera dulce y picante. También lleva cebolla finamente picada y pochada y caldo de carne. Sencillez que hace brillar unas patatas bravas nada picantes pero que dejan un buen recuerdo.

Azul Cereza
Paseo Marítimo de Almería
Esquina Plaza Carabineros
Almería

Comparte

Sobre el autor

Es encargado de dirigir las cocinas de este galeón. De toda la tripulación, es el pirata con el sentido del gusto y del olfato más desarrollado. No hay barco pirata que surque los mares del norte y del sur que tenga mejores menús que los nuestros. Los regentes de las tabernas y mesones que frecuentamos, lo conocen tan bien como él a ellos, por eso, no pisamos un bar sin su consentimiento. Y después de tantas millas de navegación, sus descubrimientos gastronómicos aún siguen sorprendiendo nuestro paladar.