Ayuntamiento de Almería

Almería se pone flamenca

0

Un verano más, este bello rincón de la Península Ibérica acoge el Festival de Flamenco Ciudad de Almería. Son ya casi cincuenta ediciones (en concreto, 48) en las que miles de personas, nativas y foráneas, han sido partícipes de este evento de arte, música y folclore. Este año celebra del 25 al 27 de agosto en la Plaza Vieja de Almería, una ubicación ideal para acoger espectáculos musicales como el que se presenta a la vuelta de la esquina.

ALONSO

El XLVIII Festival de Flamenco Ciudad de Almería va a dedicar un tributo especial al considerado por muchos como mejor guitarrista español de todos los tiempos, el gran Paco de Lucía, que falleció recientemente. Para eso, contará con un elenco de artistas variado y atractivo, que va desde José Mercé hasta Argentina pasando por la almeriense Ana Alonso (puedes consultar el programa de actuaciones aquí). De hecho, el 25 de agosto, el cantaor jerezano será el encargado en solitario de dar el pistoletazo de salida para el festival flamenco más importante de la provincia de Almería.

Al día siguiente, triple actuación con la onubense Argentina (Premio de la Crítica al Mejor Disco de Cante Revelación), el cordobés El Pele (ex pareja artística de Vicente Amigo), que llegó a compartir tablas con el inigualable Camarón de la Isla, y cerrará la noche la almeriense Ana Alonso, que desplegará todo su arte para poner la guinda a este segundo día de euforia flamenca.

El último día de festival (27 de agosto) trae consigo la novedad más interesante de todas; este día, la entrada es gratis hasta completar aforo. ¿A quién vais a poder ver actuar si tenéis la suerte asistir? Todos los músicos que actúan este último día son almerienses, así que es una magnífica oportunidad para apoyar a artistas de nuestra tierra que empiezan a abrirse camino en el mundo de la música, y que estarán representados por María José Pérez, El CarreteRocío Garrido.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.