lmería Aventura Expo & Caravaning

La buena: repostería americana con hospitalidad nórdica

1

Cafés a lo Starbucks, repostería americana, interiorismo y ambientación nórdica, pastelera argentina… De esta mezcla solo podía salir la que posiblemente es la mejor tarta de manzana que se elabora en Almería. Receta alemana, por supuesto.

Estamos hablando de La Buena una cafetería/pastelería pequeña y coqueta que recientemente abrió sus puertas en el número 73 del Paseo de Almería. Puedes elegir sentarte en alguna de las 10 mesas que tienen en la terraza o hacer un pedido para llevar en el interior del local.

La variedad de cafés que puede elegir se inspira en la carta de franquicias como Starbucks y similares (vainilla, caramelo, avellana…). También disponen de tés, tés helados, y batidos y zumos naturales. Las personas con intolerancia a la lactosa están de enhorabuena. Aquí puedes encontrar leche sin lactosa, de soja o de almendras.

Puedes acompañar el desayuno (o la merienda) de galletas, tartas, cupcakes, brownies, muffins, popcakes, merengues… elaborados diariamente por Paola, una cocinera argentina que lleva muchos años con las manos en la masa y el azúcar.

También tienen ensaladas, sandwiches o bocatas, que hacen con diferentes tipos de pan. Están teniendo tanto éxito en su céntrico local que ya preparan por encargo repostería para eventos, mesas dulces, bodas, etc. También se han animado a celebrar los fines de semana con brunch. Ya iremos a darle nuestro visto bueno.

La Buena
Paseo de Almería, 73
04001 Almería
Teléfono 950 08 36 99
Lunes a domingo de 8 a 22.00 h.
[mappress mapid=”69″]
Comparte

Sobre el autor

Es encargado de dirigir las cocinas de este galeón. De toda la tripulación, es el pirata con el sentido del gusto y del olfato más desarrollado. No hay barco pirata que surque los mares del norte y del sur que tenga mejores menús que los nuestros. Los regentes de las tabernas y mesones que frecuentamos, lo conocen tan bien como él a ellos, por eso, no pisamos un bar sin su consentimiento. Y después de tantas millas de navegación, sus descubrimientos gastronómicos aún siguen sorprendiendo nuestro paladar.