LA MOVIDA EL MUSICAL DE LOS 80

Los mejores monólogos del Almanzora

0

¿Te gusta Paco Calavera? Lo pregunto porque, quizá, debería ser él el encargado de escribir este post, ya que es uno de los más célebres clientes de este local de ocio, cultura y diversión. Cafetería de tarde, pub de noche, no hay artista, músico o monologuista, que ose visitar la hermosa comarca almeriense del Almanzora y, al mismo tiempo, se le ocurra irse de la zona sin haberse dejado caer por el Fiqui de Olula del Río.

Y es que, por la parte cultural, este pub ha sabido convertirse en toda una referencia, y no sólo en el Almanzora, sino en toda la provincia almeriense. A las actuaciones del genial Paco Calavera, hay que añadir otros grandes monologuistas almerienses, como Alvarito, que ya ha visitado (y volverá a visitar) a los afortunados clientes del pub Fiqui. Además, también se organizan conciertos de grupos que están comenzando en el mundo de la música y que pueden llegar a convertirse en verdaderos ídolos. fiki2

En este sentido, por el escenario del Fiqui han pasado ya Low Back Pain, Kaliqueños o La Lola. Por regla general, suelen ser grupos que homenajean a grandes de la música con una serie de versiones, con especial predilección por los grupos de los años 80. El aforo de cien personas de este local asegura que nadie se quede sin poder disfrutar de todos estos eventos.

Por otro lado, si eres un apasionado del gin tonic o te gustan los mojitos y otras bebidas exóticas como cócteles de limón, sandía, melón, manzana, fresas, y muchos más sabores, así como los mejores bombones batidos, ya tienes otro motivo para visitar el Fiqui.

Horario: Abierto hasta las 4 de la madrugada (cierra los lunes).

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.