Jornadas Europeas de Patrimonio 2021 en Almería

Don Quijote busca molino en Níjar

2

Solo una localidad andaluza, Vejer de la Frontera (Cádiz) puede competir en molinos con Nijar. El viento es el culpable de que fueran construidas estas edificaciones cuya sostenibilidad y eficacia energética siguen siendo de lo más loable. Introducidos en el siglo XIX, en una expansión cerealista, quedan ahora como testigos de una belleza especial. Esta es la propuesta de tu agenda cultural favorita de Almería. Al abordaje!

Níjar,-Almería

Níjar

Molino de los Genoveses
Felizmente reconstruido, ¿quién no se resiste a hacerse un selfie al lado del molino cuando vamos a los Genoveses? Está en el collado desde donde es difícil que no se nos escape un oh! de admiración ante una de las calas más espectaculares de toda Andalucía.

Molino del Collado de los Genoveses Níjar Almería Cabo de Gata

Molino del Collado de los Genoveses

Molinos de Aguamarga
Nos encontramos con dos: el de la Loma, en la curva que da entrada a la recta que nos lleva a Aguamarga, y el de Arriba, muy cerquita de esta población, y que está bien conservado. Si nos acercamos, veremos su maquinaria y el rotor que hacía girar las velas del molino. De paso, sigue las huellas de las playas de Agua Amarga y completarás una buena jornada en una de las calas más bonitas del Parque Natural.

playa Agua Amarga Almería

Agua Amarga

Molino de Fernán Perez
Este es el destino pirata preferido por este corsario pues reúne un bonito complejo rural alrededor de su inmaculado molino, al que tuvo la suerte de verlo aún funcionar el premio Cervantes Juan Goytisolo en sus andanzas que le llevaron a escribir Campos de Níjar. Tres casas, la Molienda, el Cortijillo y la Casa del molinero nos llevan a un paisaje de paz y de una belleza especial y disponen de una Haima para celebraciones y encuentros. Para mas información, llamar al 629 53 44 57.

Molino en Níjar,-Almería

Molino en Níjar

Localización: Níjar

Comparte

Sobre el autor

Es el oteador de este galeón pirata. Catalejo en mano, nada más llegar a puerto, se adentra en terreno desconocido para descubrirnos enclaves espectaculares cuya existencia es ignorada, incluso, por los propios lugareños. Tiene el don de retratar en forma de dibujos aquello que ven sus ojos y que otros ni imaginan. Ahora bien, le pierden las fiestas populares y si coinciden con alguna de sus expediciones, su regreso puede durar días.