X Festival Platos de Película de Almería 2021

De la lonja… a La Lonja

0

Hay veces que la fórmula del éxito es sencilla: Buena materia prima, buena mano en la cocina y un local privilegiado. Tan sencillo de entender como difícil de encontrar. Si a eso le sumamos precios ajustados, el restaurante La Lonja tiene todos los ingredientes para durar muchos años.

El local, ubicado en la parte superior del edificio donde se subasta el pescado en el puerto pesquero, tiene nuevos gestores desde hace aproximadamente dos meses. Aunque reconocen pequeños fallos todavía por pulir, se nota que se ha montado con experiencia previa en el sector de la hostelería. Siempre ha sido una de mis terrazas favoritas en Almería capital pero, sin embargo, en los últimos años no había dado con unos gestores a la altura.

La Lonja, no podía ser de otra forma, tiene en el pescado fresco sus mejores argumentos. La compra se hace a diario y la mayoría de las opciones de su carta se preparan al momento. Amplia variedad de tapas y raciones, que se complementan con atractivos platos a la carta y un menú del día a 10 euros disponible entre semana.

Las raciones tienen un precio fijo de ocho euros y son perfectas para compartir y completar una sesión de tapas. De mis visitas recuerdo muy buena fritura y una plancha más que correcta. La jibia en salsa está para chuparse los dedos sin culpabilidad, pero los caracoles son bastante decepcionantes. Los moluscos y el marisco también son buenas elecciones en La Lonja. Algunas tapas de carne y de cocina abren las opciones a los que evitan los productos del mar. Ahora la carta es ligera y veraniega, pero en invierno incluirán guisos diarios de marmitako, gurullos, entre otras recetas.

Los platos a la carta no los he probado de momento, pero el gerente de La Lonja, Bartolomé Gázquez, presume de los arroces (con pulpo, con bogavante, con marisco, caldero de gallineta y arroz negro) y de las croquetas caseras de rape, gambas o jamón. Otros platos con tirón entre sus fieles son la gallineta, el calamar en aceite, el pulpo en aceite y el rape a la marinera. Para dos personas Gázquez recomienda compartir una fritura de pescado.

El servicio está compuesto mayoritariamente de personal joven con poca experiencia en la hostelería pero que se esfuerza y va mejorando cada día. De momento son más ágiles entre semana, que hay menos clientes que en fin de semana.

En cuanto al local, tiene tres salones principales. Dos terrazas con vistas al puerto pesquero de 120 y 50 plazas respectivamente. Además un comedor interior con 50 plazas y varios espacios reservados con capacidad limitada. La barra aporta unas plazas extra a este espacioso establecimiento. Impera la decoración marinera, especialmente en el comedor. Personalmente prefiero las terrazas, con cerramientos para los días de viento o frío.

Detrás de La Lonja está el grupo Barmarodri, que ya gestionaban el Bar Rodríguez (El Alquián), el bar de la Residencia Militar y el bar de la CASI.

Restaurante La Lonja
Muelle de Poniente s/n
Edificio La Lonja
Puerto Pesquero de Almería
04002 – Almería
Teléfono de reservas: 950 277 569
Cierra domingos noche y todo el lunes
[mappress mapid=”358″]
Comparte

Sobre el autor

Es encargado de dirigir las cocinas de este galeón. De toda la tripulación, es el pirata con el sentido del gusto y del olfato más desarrollado. No hay barco pirata que surque los mares del norte y del sur que tenga mejores menús que los nuestros. Los regentes de las tabernas y mesones que frecuentamos, lo conocen tan bien como él a ellos, por eso, no pisamos un bar sin su consentimiento. Y después de tantas millas de navegación, sus descubrimientos gastronómicos aún siguen sorprendiendo nuestro paladar.