Siddharta, la fiesta imposible de Hesse

0

Hace ya varios años que tuve la suerte de leer la novela Siddharta, en la que un joven hindú busca su lugar en el mundo, y que le valió al alemán Hermann Hesse el Premio Nobel de Literatura. Confieso que, con aquella lectura, disfruté como un enano pero, ante todo, jamás pensé que un libro tan espiritual pudiera dar nombre a una discoteca como la que se levanta en Las Negras (Níjar), aun a sabiendas de que esta obra literaria marcó a la generación hippie de finales de los años sesenta. La vida nos da sorpresas, unas gratas y otras no tanto; la sala Siddharta es una de las primeras.

siddharta3

siddharta2

Vayamos por partes: este genuino local se ubica en la pedanía nijareña de Las Negras, esto es, en uno de los enclaves más hermosos y demandados de toda la provincia. En pleno parque natural de Cabo de Gata, con la brisa del mar lamiendo su fachada, y no muy lejos de la famosa cala de San Pedro o del camping de Los Escullos, se levanta, desde 2013, este monumento al arte, al entretenimiento y a la vida nocturna denominado como el célebre personaje hindú de Hesse.

¿Y qué encontraremos en Siddharta además de buena música y un enclave exclusivo? Disfrutaremos de los originales espectáculos de magia y de humor, o de los conciertos que se organizan todas las semanas, y en los que caben todos los estilos. Sin ir más lejos, Kon Fusión, Enemigos de lo Ajeno, El Lunático, Nolesco o Son d Aka han desfilado ya por el Siddharta. Ahora, con la llegada del verano, su programación cultural promete multiplicarse y volverse más interesante aún. ¿Te animas a descubrirla?

Horario: Abierto todos los sábados (y puentes festivos), de 23.00 a 07.00 horas. Centro comercial de Las Negras (Níjar).

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.