44º Festival de Teatro de El Ejido

¿Qué nos ofrece la Casa Museo del Poeta Valente?

3

Aunque aspiro a que este escrito sobre la Casa Museo del Poeta Valente sea todo lo atemporal que pueda y que, por tanto, os sirva de referencia durante todo el tiempo que sea posible, me veo obligado a reseñar que la publicación de este post se produce el fin de semana previo al Día Internacional de los Museos. Mencionada esta curiosa coincidencia —os doy mi palabra de pirata de que no ha sido intencionado porque ni sé lo que es un calendario— entro a desgranar mis impresiones después de visitar este nuevo centro cultural de la ciudad de Almería.

20150515_111019

La Casa Museo dedicada a José Ángel Valente está recién inaugurada. De hecho, ha abierto sus puertas a los pocos días de hacerlo el Museo Doña Pakyta, con lo que la capital almeriense ha ganado dos espacios artísticos en sólo un mes. Bien es cierto que no se ha hecho en dos minutos (ya os advertimos la que se avecinaba el pasado mes de enero), pero también es verdad que ahora podemos sumar dos museos a este especial sobre centros de arte en Almería.

¿Y qué nos ofrece la Casa Museo del Poeta Valente? Así se titula el post, así que, haciendo caso omiso a eso de redactar en modo ‘pirámide invertida’, aprovecho este tercer párrafo para iniciar la explicación, grosso modo, de lo que te vas a encontrar si decides conocer esta coqueta y pequeña edificación en la que residió el gallego José Ángel Valente.

Antes que nada, el enclave; casco histórico de Almería, calle José Ángel Valente —cómo no—, junto al convento de las Puras. Vía estrecha y antigua, casas bajas, arquitectura tradicional, sin excesivos ruidos urbanos… Ahí se enclava este centro dedicado a la vida del escritor de ‘El fin de la edad de plata’.

Una vez dentro, nos topamos con espacios no muy amplios; una pequeña recepción con un punto de información —aprovecho para que, igual que en el caso de la Casa Vasca, se dignen a ofrecer al público algún folleto informativo—. Aunque la visita, como nos recomienda una empleada, hay que iniciarla por el sótano. Descendemos por unas angostas escaleras de madera y llegamos a una sala de proyecciones en la que un grupo de turistas se empapan de la vida de Valente en Almería.

Este museo tiene tres plantas contando el sótano. En la planta baja, expositores con objetos personales, poemas, fotografías, y otra sala de proyecciones donde se puede ver un documental en el que rostros como el del presidente de la peña El Taranto o el del escritor Juan Goytisolo (gran ‘culpable’ de que Valente residiera un tiempo en Almería) hablan sobre la figura del poeta oriundo de Orense.

En la planta superior nos vamos a encontrar lo más atractivo del museo; por un lado, el despacho del poeta —con varios de sus objetos personales conservados tal y como él los guardaba— y por otro, otra sala con escritos y objetos de lo más variado pero, sobre todo, la vieja bañera de José Ángel Valente.

La entrada a este centro de arte y cultura es gratuita, y el horario de visitas es (de martes a domingo) de 10.00 a 13.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas. Y así me despido, recomendando que conozcáis este rincón de la capital almeriense, y dejando algunas imágenes para tratar de convenceros del todo.

20150515_110443

20150515_110531

20150515_110859

20150515_111012

20150515_111033

20150515_111152

20150515_111045

20150515_111251

20150515_111305


Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.