Ruta de Tapas por Almería 2024

Última oportunidad del verano para ver a David Bisbal actuando en su tierra

1

Fue el pasado 14 de junio cuando nuestro artista más internacional, el cantante David Bisbal, daba el pistoletazo de salida a su nueva gira mundial, en la que promociona su último disco, ‘Tú y yo‘, en el Palacio de los Juegos Mediterráneos de Almería. Justo dos meses después, el 14 de agosto, Bisbal vuelve a la provincia que le vio nacer; lo hará en Vera, donde brindará su última actuación en suelo almeriense antes de dar la vuelta al mundo demostrando lo mucho que vale.

bisbal vera

El concierto se celebrará en el recinto ferial El Palmeral de Vera, y las entradas más baratas cuestan 30 euros. La cantidad ronda los 50 euros si es para la zona VIP. Entre los puntos de venta, apúntate éstos: Oficina de Turismo de Vera, Hiper Ocio de Albox, Radio Luz de Garrucha, Radio Luz de Cuevas de Almanzora, Cafetería Lola (Vera), Chiringuito Las Brisas (Villaricos) y Técnica Baria de Cuevas de Almanzora. Ahora, si te quedas si tu entrada no será porque no sabías dónde comprarla.

Te hablaba antes del concierto que Bisbal ofreció en la capital almeriense a mediados de junio para iniciar el tour 2014; no tuve la suerte de asistir, pero muchos amigos sí que lo hicieron, y no recuerdo a ninguno que hablara mal del acontecimiento, incluso mediando los problemillas técnicos a los que hubo que hacer frente. Para los más fans, aquí tenéis un vídeo de su canal oficial de Youtube con imágenes y declaraciones del artista antes y después de dar el do de pecho ante sus paisanos.

David Bisbal todavía tiene que pasar por los escenarios de media España, pero seguro que muchos pensáis que no es lo mismo verlo en su querida Almería que hacerlo fuera de ella. Si es tu caso, te confieso que también es el mío. ¡Nos vemos en Vera el 14 de agosto!

Imagen: perfil de Facebook de David Bisbal.

 

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.