Almería, de todas maneras

Fiesta sin fin en la Villa de Níjar

0

¡Piratas, dirigid vuestros buques a la Villa de Níjar! El municipio del levante almeriense celebra estos días, desde el miércoles, 17 de septiembre, y hasta el domingo, 21 de septiembre, su tradicional feria, una de las de mayor solera en la localidad, en la que la fiesta y la diversión están plenamente garantizadas.

Aunque tuvo su origen como feria de ganado, en la que los negocios se cerraban con un apretón de manos y una tapa de alguno de los platos típicos de la zona, poco tiene que ver en la actualidad con esta función de compra venta, sustituida por la celebración en las calles durante estos cinco días de fiesta.

En el programa de fiestas, que ya podéis consultar en la agenda de Weeky, uno de los mayores reclamos es la feria del mediodía, en la que el buen yantar no puede faltar, y que se verá completada el sábado con una ruta de la tapa  por bares y barras del pueblo.

El fin de semana será especialmente movido en este municipio, desde la medianoche de hoy viernes, con la actuación de Sonia Blanco y Araceli Campillos; la verbena nocturna del sábado y, ya en domingo, la III Quedada Ciclista, una gran paella popular, la fiesta del agua y la traca fin de fiestas.

Pero no nos centremos sólo en el programa. Níjar tiene atractivos más que suficientes para pasar un fin de semana, empezando por los tradicionales puntos de venta de artesanía, con piezas de alfarería, jarapas, ponchos, etc., uno de los principales reclamos turísticos del municipio.

No olvidemos además que Níjar tiene el término municipal más extenso de la provincia de Almería, buena parte de él dentro del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, por lo que no sólo tendremos a nuestra disposición unas calas paradisíacas sin comparación, sino un catálogo patrimonial de primer orden que requerirá, eso sí, echarse a la carretera.

Bucaneros, no dejéis de visitar la Torre de los Alumbres en Rodalquilar, la fortificación más antigua del Parque Natural; la Noria y Lavadero del Pozo de los Frailes; el Molino de Fernán Pérez; el Aljibe del Cortijo del Fraile y el propio edificio en sí, que inspiró la historia de las Bodas de Sangre de García Lorca; el Castillo de San Ramón; el Castillo de San Pedro; el Castillo de Huebro; la Torre de Los Lobos; el Barranquete; el Aljibe Bermejo de Campohermoso; o las Minas de Rodalquilar, sólo por citar algunos.

Y, por supuesto, probar la gastronomía nijareña sin miedos, para degustar una fusión de productos agrícolas, productos del mar y productos derivados de la matanza, como los gurullos, los andrajos, la harina torcía, las migas, las talvinas o las gachas en caldo “colorao”.

¡Nos vemos en Níjar!

Feria de Níjar

Imágenes: Ayuntamiento de Níjar

Comparte