LA MOVIDA EL MUSICAL DE LOS 80

Fondón, cruzando el río del tiempo

1

Fondón, tras cruzar la Alpujarra almeriense aparece abriéndose y enseñándonos los dos colosos de los que se abriga: Gádor Y Sierra Nevada. Hacer una weekyexcursión es algo muy recomendable en todas las épocas del año. Os voy a animar por qué:

Caminando entre siglos
Pocos pueblos de Almería pueden disponer de edificios singulares. Podemos empezar la visible Iglesia de San Andrés (estamos en el sigo XVI) con su curiosa torre de tejados austriacos. Al lado está el Pósito Municipal y la Casa de los Godoy (hemos pasado al siglo XVIII). En la plaza, es notoria su fuente de Carlos IV, que se hiela en los inviernos y, entre las casas señoriales que trajo la minería del s XVIII y XIX, encontraremos los tinaos típicos de la Alpujarra.

Casa Palacio Las Godoyas, Fondón. Almería

Fondón

Un río y un puente colgante
Desde la fuente del rey Carlos IV podemos bajar hacia la vega que hace el Andarax y que sirve de límite con la pedanía de Benecid, pudiendo conocer la vega del pueblo.

puente-colgante fondon  Almería

Fondón

Visitar bodegas
Fondón se ha hecho un hueco en los últimos años en el apretado campo de los caldos vinícolas. Qué mejor que conocer en profundidad su secreto visitando alguna bodega como la de Selección Vinos de Fondón y Fuente Victoria.

Bodegas Fuente Victoria Almería

Bodegas Fuente Victoria

Dónde Comer
En Benecid, con un mirador impagable sobre el valle, está La Marmita de Alham, que dispone también de alojamientos rurales y ricos menús para niños. Frente a la Ermita de Las Angustias, La Ermita es la opción recomendada en Fondón, con sus jugosas carnes.

arcos de piedra Fondón Almería

Fondón

Localización: Fondón

Bodegas en Serón

Bodegas Selección Vinos Fondón 950513186
Bodegas Fuente Victoria 950 47 87 86 – 630 65 06 28
La Marmita de Alhama: Paraje Encinar, s/n Benecid (Fondón) 950 60 81 33 / 620 378 258
La Ermita : Av. de Cristóbal Guerrero, 47 Fondón 646 893 764 / 635 705 412

Comparte

Sobre el autor

Es el oteador de este galeón pirata. Catalejo en mano, nada más llegar a puerto, se adentra en terreno desconocido para descubrirnos enclaves espectaculares cuya existencia es ignorada, incluso, por los propios lugareños. Tiene el don de retratar en forma de dibujos aquello que ven sus ojos y que otros ni imaginan. Ahora bien, le pierden las fiestas populares y si coinciden con alguna de sus expediciones, su regreso puede durar días.