ecoembes

Microteatro, un soplo de aire fresco para la cultura de Almería

5

El microteatro ha llegado a Almería para quedarse. Inició su andadura a finales del pasado mes de enero, y la cosa pinta la mar de bien. Y si os estáis preguntando en qué consiste, os diré que se trata de una actividad lúdico-cultural basada en representaciones teatrales que no superan los 15 minutos de duración, y que se desarrollan en el centro de la capital almeriense (calle Conde Ofalia, 10).

microteatro3

Aviso importante: no se trata de algo pensado exclusivamente para amantes del teatro. Obviamente, los fans del mundo de las tablas vibrarán con el microteatro, pero no sólo ellos. De hecho, puedo dar nombres y apellidos de personas que nunca se han desvivido por una representación teatral y que, tras conocer el microteatro de Almería, prometen repetir la experiencia. “Es algo absolutamente distinto a lo que la cultura almeriense ha ofrecido hasta hoy”, me confiesa uno de ellos.

El microteatro se desarrolla a partir de las 23.30 de jueves a domingos, días en los que se ofertan tres sesiones con tres obras diferentes en tres salas distintas (el aforo es muy limitado, así que os recomiendo que no lo dejés para última hora). Todo, gracias a siete emprendedores, como Gemma Giménez o Eva Almaya, que tras descubrir esta modalidad cultural en Madrid, se convencieron de importarla a Almería. Por eso, aprovecho este rincón para darles mi más sincera enhorabuena.

La temática de las obras -casi todas inéditas- que se representan es de lo más variada. Además, una de las características del microteatro que más conquista a sus espectadores es el hecho de que les permita integrarse en el espacio escenográfico, ya que la distancia física con los actores es mínima, y la intensidad se multiplica.

Sesiones: de jueves a domingos. Cada una de las tres salas diseñadas para las representaciones tienen distintos horarios: hay una sesión de tarde, de jueves a sábados, a partir de las 20.30 horas; una sesión golfa para viernes y sábados desde las 23.30 horas; y otra sesión infantil, los sábados y domingos a partir de las 12.30 horas. Ojo porque esta sesión infantil es más barata -aún- que la adulta, así que no hay escusas para no acercarse con los críos. Y para que el cotarro no decaiga, la sede del microteatro cuenta con un bar para refrescarnos y tomar fuerzas.

 

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.