Motoclub Fantasmas nos lleva de fiesta motera en Vélez-Rubio

0

Piratas, id preparando el cuerpo porque nos vamos de fiesta a Vélez-Rubio. Pero nada de trajes de etiqueta y limusina: nosotros vamos a ir con nuestras mejores galas moteras y sobre las dos ruedas. Este sábado 22 de noviembre, lo que se celebra es el aniversario del Motoclub Fantasmas, y tienen preparada una buena en Los Vélez para la ocasión.

Vélez-Rubio se ha convertido en un destino habitual para las rutas en moto en Almería. Lo que unido al cumpleaños de esta peña motera en Los Vélez hace de esta anual concentración (que ya va por doce años, y que sean muchos más) un acontecimiento ya consolidado en el calendario motero de la provincia. Su completo programa, con rutas turísticas, degustaciones gastronómicas y música en directo lo podrán disfrutar todas las personas que acudan ese día al municipio velezano. Una jornada de convivencia, que al fin y al cabo es el objetivo principal y lo que se pretende en este tipo de acontecimientos.

Fiesta motera en Vélez Rubio

Durante la mañana se espera la llegada de las motos a los espacios habilitados para la ocasión, comenzando esta fiesta motera en Vélez-Rubio a las 11:00 horas con la bienvenida oficial. Los asistentes a esta celebración podrán degustar la gastronomía de Los Vélez (seguro que caen algunas patatas fritas artesanales), un buen plato de arroz, y disfrutar de los conciertos de rock de Debaho Band y Nagha. Después, la diversión estará asegurada con la Charanga Tocapelnotas. Quien quiera más jolgorio, siempre puede seguir los consejos de nuestro pirata nocturno Pablo Requena para salir de fiesta en Vélez-Rubio.

Al margen de esta concentración-aniversario, todos aquellos piratas interesados en contactar con el Motoclub Fantasmas para próximas rutas moteras por Almería pueden hacerlo a través del correo electrónico o su página de Facebook.

 

Imágenes: Guirao Fotógrafos (apertura) y Audiovisuales Velasco

Comparte

Sobre el autor

Es el pirata con mejor forma física de toda la tripulación. Su brújula siempre apunta hacia alguna competición deportiva, ningún medio se le resiste. Bien sea por tierra, mar o aire, en su cuaderno de bitácoras registra todo tipo de actividades y eventos, sin importar edad o condición. En el palo mayor del galeón hay una canasta hecha con redes de pesca, en la que juega y enseña baloncesto durante las largas jornadas de navegación.