19º Festival Clásicos en el Parque – Rodalquilar

El ‘Pulpop’ de Roquetas celebra a lo grande su décimo aniversario

3

A un mes vista para que arranque una nueva edición del X Festival Pulpop (Roquetas de Mar), es mucha la expectación levantada entre el público joven de la provincia de Almería y de otras cercanas. No es para menos, porque este año se cumple una década desde aquella primera vez (¡y parece que fue ayer!), cuando un humilde y desconocido festival de música pop se estrenaba en suelo roquetero rodeado de incertidumbre. Aquella primera vez sirvió para dos cosas: aprender de los errores propios de la novatada, y comprobar que el gran éxito de asistencia merecía apostar fuerte por el Pulpop de Roquetas.

pulpop2

Desde 2005, por el escenario que se monta en la plaza de toros de Roquetas de Mar con la llegada del verano han pasado todo tipo de bandas y artistas. Grupos ya consagrados, como Lori Meyers, La Habitación Roja, Maga, Second, Sexy Sadie o Niños Mutantes, y otros que comienzan a abrirse camino en el escarpado mundo de la música; jóvenes promesas como Layabouts, Father Mackenczie o Bikini Lovers. Por eso, la calidad musical está garantizada en cada edición del Pulpop.

Por si fueran pocos los alicientes, es probable que el mejor de todos ellos (sobre todo con la que está cayendo) sea que no hay que pagar un doblón para disfrutar del Pulpop. Sí, piratas; la entrada es libre y gratuita. Así que todos aquellos que queráis disfrutar de este décimo aniversario del festival indie-pop-rock más atractivo de la provincia de Almería, no os lo penséis más y dejaros caer por Roquetas entre el 4 y el 5 de julio. ¿Algunos de los grupos que actúan este año? Trepat, Second, León Benavente, Fila India, Ángel Stanich, The Dry Mouths… Solo una cosa más: habrá autobuses gratuitos (más info aquí).

X PULPOP FESTIVAL. 4 y 5 de julio. Plaza de Toros de Roquetas de Mar. Entrada libre.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.