Ruta de Tapas por Almería 2024

Seven, ocho años animando tardes y noches en Vícar

13

Una de las cosas que me pasó por la cabeza cuando estuve por primera vez en el pub Seven del barrio vicario de Las Cabañuelas es que, desde ese mismo momento, ya disponía de otro local pirata del que contar las bondades a través de WEEKY.

IMG-20140603-WA0018

Los días de diario, este establecimiento de Vícar cumple a la perfección su papel de cafetería de tarde, en la que no pocos jóvenes del municipio se dejan caer para tomar un café o una cerveza mientras juegan unos dardos o se ponen al día de sus cosas. Los fines de semana, la cosa se anima más, y no es raro ver el Seven concurrido (dicho en almeriense castizo, petao vivo) con clientes de edad variada disfrutando de las bondades de este pub vicario. Bondades entre las que podemos contar los distintos conciertos y sesiones musicales que se suelen organizar aquí (sobre todo, en otoño y en invierno; durante el verano, la cosa se calma). En este sentido, podemos hablar de las actuaciones en directo de La Llegada, Café Bombón o El Patio, entre otras muchas. Eso, por no hablar de los monólogos de humor que también se desarrollan en este local.

Con la llegada del buen tiempo, como digo, es difícil que te topes con un concierto en el Seven, pero para compensar esta carencia, el local tira de su práctica terraza. Al ubicarse en una calle tranquila (zona residencial de Las Cabañuelas) y rodeada de palmeras, aprovecha el buen tiempo de Almería y échate un tercio de birra helado o unos tragos de ron en esta terraza soleada, reclamada por el público joven desde el año 2006; ocho años animando la noche en Vícar.

Calle Federico García Lorca. Las Cabañuelas, Vícar.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.