Vélez-Rubio: el mountain bike y trail running más “salvajes”

1

Las carreras de bicicletas de montaña y el trail running son dos de las actividades deportivas con mayor índice de participación semana tras semana en diferentes puntos de la provincia de Almería. Así que… ¿por qué no juntar ambas en una misma prueba? Eso es lo que propone la Marcha MTB Vélez-Rubio Salvaje (Salvaje Running) que se celebra el día 1 de junio: aglutinar atletas y ciclistas de montaña en esta singular prueba.

Por un lado, la Marcha MTB Vélez-Rubio Salvaje, como su propio nombre indica, consiste en una prueba de mountain bike, dividida a su vez en dos recorridos, según las capacidades de los diferentes ciclistas que tomen parte de la misma. Uno, más largo, la Ruta Salvaje, de 87 kilómetros, para los más atrevidos, con hasta cuatro puertos de montaña, una ascensión de 1.850 metros, 2.500 en total de desnivel y empinadísimos descensos de hasta el 35%.

Altímetro Salvaje Running 2014

Otro, el más corto, la Ruta Light, que cuenta con 45 kilómetros, para los que todavía no se ven lo suficiente preparados para el trazado más duro. Por último, la opción del trail running, con 42 kilómetros de carrera de montaña a pie.

Altímetro ruta light Salvaje Running

La Salvaje Running la organiza el Club Deportivo Javi Chacón y se desarrolla íntegramente por la Sierra de María-Los Vélez, siendo el precio de inscripción de 28 euros, tanto para federados como no federados y en cualquiera de las tres modalidades a celebrar, con fecha límite el 30 de mayo. La carrera, que cumple su tercera edición, partirá a las 8:30 horas desde el Pabellón de Deportes de Vélez-Rubio.

Para el mismo día 1, la oferta de ciclismo de montaña es todavía mayor: si la carrera de mountain bike de Vélez-Rubio es demasiado “salvaje”, los aficionados pueden optar por estar presentes el mismo día en la Maratón BTT de Vícar.

Imágenes: Club Deportivo Javi Chacón.

Comparte

Sobre el autor

Es el pirata con mejor forma física de toda la tripulación. Su brújula siempre apunta hacia alguna competición deportiva, ningún medio se le resiste. Bien sea por tierra, mar o aire, en su cuaderno de bitácoras registra todo tipo de actividades y eventos, sin importar edad o condición. En el palo mayor del galeón hay una canasta hecha con redes de pesca, en la que juega y enseña baloncesto durante las largas jornadas de navegación.