ACTIVIDADES Y AVENTURAS WEEKY OTOÑO 2020

Burana: La terraza más exclusiva del centro de la ciudad

11

Burana: La terraza más exclusiva del centro de la ciudad de Almería.

La expresión “sitio con encanto” está muy manida por diferentes negocios y locales, si bien todavía quedan casos en los que su uso está más que justificado. Burana es uno de ellos.

Uno de los establecimientos con más solera e historia del centro de la capital almeriense, ubicado en la arteria principal de la ciudad (a media altura del Paseo de Almería, junto al teatro Cervantes) y con la terraza más demandada por vecinos y visitantes del municipio. Una terraza en la que siempre te topas con un buen ambiente, animado y distendido, donde se mezclan grupos de universitarios con familias con todas sus generaciones vivas presentes, y en la que el buen gusto musical es una regla inquebrantable.

Burana: La terraza más exclusiva del centro de la ciudad

Burana

En Burana, además de su exclusiva terraza, la potente programación cultural es la reina del local; conciertos, monólogos y distintas actuaciones de lo más interesante se celebran cada semana en las entrañas de este establecimiento. Su decoración de estilo art-nouveau de principios del siglo pasado conjunta a la perfección con su mobiliario minimalista, sutilmente integrado con la arquitectura clásica y ornamentada de sus techos y paredes. Además, Burana cuenta con una iluminación espectacular de última generación, amén de una acústica privilegiada, generando un sonido envolvente único en Almería, donde la música es protagonista cuando cae el sol en la capital almeriense.

Uno de los locales estrella del ocio nocturno de la ciudad de Amería. Tradición y vanguardia, jóvenes y seniors, todos tiene cabida en Burana. Especialmente recomendado para organizar fiestas privadas, como cumpleaños, despedidas de soltero o cenas de empresa.

Localización: Burana

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.