Ayuntamiento de Almería

Cilantro y naranja para una cerveza almeriense que llama la atención

3

La rubia de Cervezas de Los Filabres fue la última de toda su gama que probé. Sin duda es la que más me ha sorprendido. Las semillas de cilantro y la cáscara de naranja que utilizan en su elaboración están presentes en su aroma. Se trata de una cerveza tostada de tipo belga (por la combinación de maltas y lúpulos que llevan).

También tienen la que posiblemente sea hoy por hoy la mejor cerveza negra elaborada en Almería, aunque quizás necesite todavía perfeccionar la receta. Se trata de una cerveza tipo Porter de unos 7º en cuyo sabor y aroma predomina la malta tostada.

Su tercera cerveza, la roja, se elabora con malta tostada, para aportarle color, y bastante lúpulo para conseguir uno aromas sutiles que acompañan a las notas de malta. Es una cerveza correcta que pasa desapercibida entre sus dos hermanas. Muy refrescante en cualquier caso.

Las tres cervezas de Los Filabres, como la mayoría de artesanales, se elaboran con malta 100%. Son de fermentación alta, a unos 20º de temperatura, lo que aporta al producto final un toque más afrutado porque las levaduras están más activas, según cuentan a Weeky desde la empresa rural.

Tienen su sede en Velefique, un pequeño pueblo de menos de 300 habitantes. El proyecto nació como una mezcla de la afición de elaborar cerveza casera de José Manuel Gómez (biólogo) y el trabajo fin de máster de su pareja, Cristina Esquinas, que consistía en un proyecto de viabilidad empresarial. Tras hacer números decidieron embarcarse en esta aventura, ya que para la producción de 800.-1000 litros al mes necesitaban un equipo pequeño que requería inversión relativamente baja.

Tras un año y medio su microcervecería tiene más demanda que capacidad de producción, por lo que se han embarcado en la búsqueda de financiación para poder ampliar sus instalaciones y producción mensual. Por el momento venden el 95% de su producción en Almería. El resto se va para Cataluña, y empiezan a recibir tímidos pedidos desde Madrid.

Sobre la creciente oferta de cervezas artesanales, José Manuel Gómez, considera que en el momento actual es positivo para todos los fabricantes almerienses. A su juicio, el número de marcas es adecuado para generar curiosidad por las cervezas artesanales y aún hay sitio para más. Solo sería malo que hubiera demasiadas o demasiado pocas.

Una de las grandes bazas de Cervezas de Los Filabres es, según la pyme, el agua que utilizan. Un agua de la sierra con pocos carbonatos, que erosiona rocas de silicatos y con una composición iónica relativamente blanda. Según el biólogo de la empresa, es un “agua comodín” que en el futuro les va a permitir experimentar y elaborar cervezas de todo tipo de estilos.

Comparte

Sobre el autor

Es encargado de dirigir las cocinas de este galeón. De toda la tripulación, es el pirata con el sentido del gusto y del olfato más desarrollado. No hay barco pirata que surque los mares del norte y del sur que tenga mejores menús que los nuestros. Los regentes de las tabernas y mesones que frecuentamos, lo conocen tan bien como él a ellos, por eso, no pisamos un bar sin su consentimiento. Y después de tantas millas de navegación, sus descubrimientos gastronómicos aún siguen sorprendiendo nuestro paladar.