Banner-Weekey-Bonos-Descuento

Cerveza Sol de Almería, un rayo tostado, amargo y refrescante para el verano

2

Son los últimos en subirse al carro de las cervezas artesanales almerienses. La cerveza Sol de Almería lleva solo unas pocas semanas en el mercado, pero se está moviendo a la velocidad de la luz y se puede encontrar ya en bastantes tiendas y bares de la provincia.

Detrás del proyecto está la pareja formada por el biólogo Antonio Martínez e Isabel María Jódar. Él se declara abiertamente cervecero, hasta el punto de que hace dos años y medio comenzó a hacer sus primeros pinitos fabricando cerveza en su propia casa de manera autodidacta. Cuando su mujer se quedó en paro decidieron dar el salto a esta aventura empresarial.

De momento solo fabrican una variedad que elaboran alquilando las instalaciones de otra marca. En función de la respuesta del consumidor se plantean el crecimiento, tanto en variedades como en instalaciones propias.

En cuanto a la cerveza es una Pale Ale tostada de 6,5º con receta del propio Antonio Martínez. Como suelen ser las artesanas, no tiene colorantes ni químicos agregados. Se comercializa sin filtrar y sin pasteurizar, lo que permite la evolución en botella de la cerveza, que mejora a partir de las tres o cuatro semanas desde su fabricación. Mejor si las guardas en un lugar fresco y privado de luz.

De color ambarino, el primer trago es realmente amargo, para muy cerveceros. Pero rápidamente aparecen notas dulces descubriéndose como una cerveza muy refrescante y capaz de competir en personalidad con otras artesanales locales. Martínez explica que “no es una cerveza comercial desde el punto de vista de los costes de producción”. Tenían claro que querían una cerveza “que guste y que nos diferencie”.

La cerveza Sol de Almería surge en un contexto hipersaturado. Son conscientes de ello, pero también creen que tantas cervezas artesanales van a contribuir a su difusión y que los consumidores acaben entendiendo que gastando un poco más van a obtener mayor placer con cada trago. Igual que otros productores, en Sol de Almería, también saben que incluso creciendo la demanda de cerveza artesanal no hay sitio para todos y que solo resistirán los que mejor hagan las cosas y gocen del favor del público.

Comparte

Sobre el autor

Es encargado de dirigir las cocinas de este galeón. De toda la tripulación, es el pirata con el sentido del gusto y del olfato más desarrollado. No hay barco pirata que surque los mares del norte y del sur que tenga mejores menús que los nuestros. Los regentes de las tabernas y mesones que frecuentamos, lo conocen tan bien como él a ellos, por eso, no pisamos un bar sin su consentimiento. Y después de tantas millas de navegación, sus descubrimientos gastronómicos aún siguen sorprendiendo nuestro paladar.