Jornadas Europeas de Patrimonio 2021 en Almería

Una almendra, un gitano y unas calas de ensueño

1

foto principalAguamarga es uno de nuestros destinos preferidos por esta tripulación pirata. Un lugar ideal para retirarse y ponerse en paz con uno mismo, pues el ajetreo de esta vida hace que de vez en cuando elijamos un destino donde descansar y volver a ser nosotros mismos. Si encima nos acercamos en esta época donde el invierno parece indicarnos donde está la primavera, la apuesta es de los más recomendable. ¡Allá vamos!

El corazón del Parque
Uno cuando llega en coche a Aguamarga (hace un siglo también se podía llegar en un ferrocarril cuyo primer tramo hoy es una bella vía verde que podemos conocer si seguimos este weekyenlace) deberá desviarse la cala del Plomo, para adentrarnos en uno de los corazones (tiene varios, no es exageración) de Cabo de Gata y quizás el guardián de las calas mas bellas, en dura competición con el de Los Genoveses-Mónsul. De camino, nos toparemos con una de las casas rurales con más encanto del Parque y cuyo nombre ya nos promete aventura: la Almendra y el Gitano.
300_6292
La Almendra y El Gitano
Un nombre que es una historia de amor, en palabra de uno de sus dueños, pues es así como se nombró este alojamiento con encanto (678 502 911) que también puede celebrar todo tipo de eventos. Un lugar donde no encontraremos ningún edificio delante y sí unas suaves lomas que nos regalarán unos amaneceres impagables, pues se encuentra en lo alto de un cerro. Esto hace que sus habitaciones y suites, que pueden disponer de jacuzzi en su interior, nos regalen con unas vistas paradisíacas al valle. Habitaciones que funcionan casi como casas autónomas, para dar la máxima privacidad y que cuentan con un detalle esmerado en su interior que le otorgan una agradable calidez a la habitación que casi, casi, no dan ganas de salir. Pero estaríamos en un error, pues el entorno que nos espera no merece perdérselo!

Calas gemelas
La Cala del Plomo, a cinco kilómetros de la casa rural, es una de esas con una blancura cegadora, como de postal, y que si se une con la vecina Cala de Enmedio, en la que un agradable caminito de un kilómetro rodeando una montaña la separa. Dos calas por las que uno entiende por qué está tan mitificado nuestro Cabo de Gata si sigues este enlace. ¡Y con razón!
hípica
¿En coche? No, a caballo
Una de las alternativas más recomendables para recorrer estos parajes como de otro mundo es realizarlo a caballo, en perfecta comunión con la naturaleza. En Hípica Aguamarga (628 07 50 41) podemos realizar diferentes rutas desde el nivel de principiante.

Y bajo el mar
Si interesante son sus paisajes, no quiero decir nada de sus fondos. Los piratas los conocemos bien y nada mejor que ir con profesionales como el Club de Buceo Aguamarga (950 13 82 13) para que nos enseñen todos los tesoros que ocultan sus aguas.

Comparte

Sobre el autor

Es el oteador de este galeón pirata. Catalejo en mano, nada más llegar a puerto, se adentra en terreno desconocido para descubrirnos enclaves espectaculares cuya existencia es ignorada, incluso, por los propios lugareños. Tiene el don de retratar en forma de dibujos aquello que ven sus ojos y que otros ni imaginan. Ahora bien, le pierden las fiestas populares y si coinciden con alguna de sus expediciones, su regreso puede durar días.