X Festival Platos de Película de Almería 2021

10 vinos para verano por menos de 10 euros

0

¿Quién dijo que el verano no es para los vinos? Puede que pierdan algo de terreno en favor de la cerveza, pero los que somos de vino encontramos argumentos de sobra y referencias para seguir descubriendo nuevos vinos incluso en agosto. Por eso, hemos hablado con algunos profesionales del sector para que recomienden a nuestros lectores vinos para disfrutar en verano, bien fresquitos, y por menos de diez euros la botella en sus respectivas tiendas.

En primer lugar, Alfonso Montaña, de Solera Ibérica, ha seleccionado un trío ganador: blanco, rosado y tinto procedentes de Valencia, Navarra y Ribera de Duero. Son estos:

SoleraIbérica

Toni Arráez Verdil 2014 (D.O. Valencia)
Vino elaborado con cepas centenarias de verdil, una uva autóctona de Valencia. Fresco e intenso a la vez. Notas de hinojo y hierbabuena en entrada de boca, con notas tropicales en retrogusto. Para Alfonso Montaña es un vino “sorprendente” e ideal “para los días de más calor”. Comparto su entusiasmo con este vino de excelente relación calidad/precio. Precio: 6,50 euros aproximadamente.

Líbido Garnacha 2014 (D. O. Navarra)
“Navarra es famosa por sus rosados espectaculares, y dentro de esos hay algunos que destacan del resto”. A juicio de Montaña, Líbido Garnacha es uno de ellos, un vino de producción limitada elaborada por David San Pedro, “con uva de máxima calidad, que hará que te enamores de este tipo de vinos”. En cuanto a sus propiedades organolépticas, se trata de un rosado “denso, glicérido, que se desliza por la lengua dejando a su paso fresas y cerezas…” Solo está disponible unos pocos meses al año: Precio: 6 euros aproximadamente.

El Terrible 2014 (D.O. Ribera de Duero)
Pese a ser un tinto, tiene unas características que permiten servirlo ligeramente fresco (hasta 13 grados). Para el responsable de Solera Ibérica, El Terrible es “calidad máxima en un vino con ocho meses de barrica de roble francés y cepas de más de 70 años”. Es “potencia en estado puro, pero sin acidez. Pura seda en paso por boca. Frutos rojos y notas espectaculares de moras y cacao”. Precio: Unos 8’50 euros.

Por su parte, Ernesto Carrere, de Selectos Aguadulce, nos propone vinos del Penedés, Jumilla y Ribera de Duero.

Selectos

Virolet 2014 (D. O. Penedés)
Se trata de un monovarietal blanco elaborado con uva Xarel·lo. Tiene una fermentación y crianza con sus propias lías durante 5 meses. En Virolet “confluyen los aromas tropicales, especialmente la piña y las notas de frutas blancas (pera, manzana, melocotón),en boca es amable, equilibrándose perfectamente la acidez y la dulzor”. Se trata de un vino fresco con final largo y agradable. Precio: 6’85 euros aproximadamente.

Bruma del Estrecho Navajuelos 2014 (D.O. Jumilla)
Vino 100% Monastrell, joven con “excelente fruta en nariz y fantástico paso en boca”. Proviene de un viñedo situado en una de las zonas más altas y frías de la D.O. Jumilla. Las viñas, de pie franco, le permiten afrontar los meses secos de verano sin excesos de estrés y llegando a una madurez alcohólica y fenólica perfecta para conseguir un vino fresco y bien estructurado. Precio: 6’15 euros aproximadamente.

Pagos de Matanegra 7 meses 2012 (Ribera del Duero)
Es un Ribera 100% tempranillo con una crianza de siete meses en barrica de roble francés. Joven y fresco, con una “excelente combinación de frutas negras maduras y notas de confitura de ciruela. Taninos sedosos y brillante acidez, persistente en el paladar hasta el final desarrollando matices largos de especias y tabaco”. Es el único de esta selección que pasa ligeramente de los diez euros. Precio: 10’85 euros.

En tercer lugar, Daniel Saez, de La Dehesa Gastronómica, recomienda un tinto de Rioja, un blanco almeriense y un blanco frizzante.

Dehesa gastronomica

Orube 2012 (D. O. Rioja)
Hay que ser todo un valiente (o tener absoluta fidelidad a los tintos) para atreverse con el caloret con este crianza elaborado con uvas tempranillo, garnacha y graciano. Esta propuesta de La Dehesa Gastronómica procede de Rioja y se muestra potente en boca, equilibrado y con un final largo y persistente. Destacan sus aromas a fruta madura, notas especiadas, café y chocolate. Para disfrutarlo en verano conviene bajarle la temperatura hasta unos 15º. Precio: 8,90 euros aproximadamente.

Flor de Indalia (Almería)
Vino elaborado en la bodega Pagos de Indalia (Padules – Almería) bajo la IGP Vino de la Tierra del Andarax. Se trata de un blanco joven, coupage de diferentes variedades. Destacan los aromas florales y almibarados. Es denso y elegante. Además de esta recomendación de Daniel Saez, decir que esta misma bodega almeriense ha sacado por primera vez este año un vino rosado que, aunque tiene margen de mejora, se deja beber con facilidad. Precio: 8,60 euros aproximadamente.

Palacio de Bornos frizzante (D.O. Rueda).
Enmarcado en la moda de vinos bajos en alcohol, este Rueda elaborado con uva Verdejo se presenta como un vino ligero, burbujeante y fresco con notas cítricas y a frutas tropicales. Precio: 5’80 euros aproximadamente.

En último lugar me váis a permitir una recomendación personal porque acaba de llegar a Solera Ibérica un vino blanco a tener muy en cuenta.

Harenna

Harenna 2014 (D.O. Rueda)
Harenna es un vino de Rueda elaborado al 100% con uva verdejo procedente de cepas de más de cien años de antigüedad ubicadas a 730 metros de altitud. Se trata de una edición limitada de 8.000 botellas elaboradas por la bodega García Arévalo. De color amarillo pajizo, presenta aromas de cierta complejidad donde destacan fondos minerales y cítricos. En boca deja un final ligeramente amargo. Precio: 9’95 euros.

 

Comparte

Sobre el autor

Es encargado de dirigir las cocinas de este galeón. De toda la tripulación, es el pirata con el sentido del gusto y del olfato más desarrollado. No hay barco pirata que surque los mares del norte y del sur que tenga mejores menús que los nuestros. Los regentes de las tabernas y mesones que frecuentamos, lo conocen tan bien como él a ellos, por eso, no pisamos un bar sin su consentimiento. Y después de tantas millas de navegación, sus descubrimientos gastronómicos aún siguen sorprendiendo nuestro paladar.