ACTIVIDADES Y AVENTURAS WEEKY OTOÑO 2020

“Irás al planeta Dagobah…”

10

Dice la leyenda que uno de los lugares con más magia y atractivo de nuestra provincia (léase San José) arrastra un hándicap desde siempre; la falta de ambiente que sufre cuando el verano se marcha y el otoño se crece. Sí, es cierto: San José (Níjar) es, probablemente, el rincón turístico más aclamado del parque natural de Cabo de Gata (que no se me enfaden Los Escullos, Rodalquilar o Las Negras), pero en invierno tiene menos vida que la madre de Bambi… siempre que no te adentres en el Dagobah Rock Bar.

dagobah3

¿Dagobah? ¿De qué me suena ese nombre? Puede que hayas oído cosas de él, porque el garito más original y currado de San José está obligado a dar que hablar (para bien), aunque es probable que te suene de la mítica saga cinematográfica ‘Star Wars’. En efecto, el término ‘Dagobah’ se refiere al planeta en el que fallece el maestro Yoda, y por eso el local está decorado con motivos de la familia Skywalker, o el capitán Solo, o los androides R2D2 y C3PO. En este sentido, los niños que ya conocen el bar siempre quieren volver para jugar con los juguetes de ‘La guerra de las Galaxias’ disponibles para ellos.

El pub Dagobah lleva casi quince años abierto al público, y con cada nuevo año, se mejoran. Decía al inicio que San José pierde ambiente en invierno, pero el Dagobah sabe mantener la atmósfera distendida todo el año (no cierra al acabar el verano). Es un local pequeño y acogedor donde la música que más suena es rock y punk (Los Ramones y The Clash son grupos fetiches aquí) y donde, alguna que otra vez, se celebran conciertos, monólogos de humor e incluso alguna obra de teatro. ¡Ah! Ojo al parche con su actividad ‘arroz con rock’, donde se organizan paelladas para todos.

PD: ¡Hoy, día 12 de julio, STAR WARS PARTY en el Dagobah Rock Bar por el 14 aniversario!

Abierto desde las ocho de la tarde hasta las tres de la madrugada todos los días (en invierno, solo fines de semana). Junto al hotel MC.

 

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.