Bicentenario

Navidad en Almería. Diez planes para disfrutar en familia

4

¿Vas a pasar la Navidad en Almería? ¿Tienes hijos, sobrinos, o simplemente te gusta disfrutar esta festividad en familia? Pues estás de enhorabuena, porque, si bien la Navidad no llega oficialmente hasta dentro de unas semanas, las actividades que el ayuntamiento de Almería ha preparado -casi todas pensadas para niños- de cara a las fiestas navideñas ya se nos echan encima.

Por eso, y también porque los weekeros tenemos en muy alta estima a los más pequeños, he aquí este post especial con los diez eventos infantiles más destacados de este mes de diciembre (consúltalos todos aquí: Programa+Navidad+2014+). ¡Una Navidad para vivir en las calles de Almería!

belen_almeria_navidad

Belén municipal.

1) BELÉN MUNICIPAL: Probablemente y junto a la Cabalgata de Reyes, se trata de la tradición más arraigada de estas fiestas. En la Plaza Vieja se va a “montar el Belén” oficial de la ciudad, que cada año parece más currado, y que no suele decepcionar a ningún miembro de la familia. Está abierto al público hasta el 6 de enero en horario de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas.

2) MERCADOS NAVIDEÑO Y GASTRONÓMICO: Dispones hasta el 7 de enero para adentrarte en el ‘Mercado navideño’ que se instala en la Rambla Federico García Lorca, y en el que podrás encontrar productos artesanos. Asimismo, del 5 al 8 de diciembre, el Belén de la Plaza Vieja se animará con el ‘Mercado gastronómico’ que “endulzará” a los que se dejen caer por este rincón de Almería.

3) TALLERES FAMILIARES: Con el nombre ‘Mis sábados navideños’, los dos primeros sábados de diciembre (días 6 y 13), también en la Plaza Vieja, se desarrollan estos talleres infantiles pensados no sólo para niños, sino para toda la familia. Horario: de 11.00 a 14.00 horas.

4) MAGIA: Y como tampoco hace falta ser niño para dejarse atrapar por un buen espectáculo de magia, ojo al parche con el show ‘Magia para todos’, que se celebra el 13 de diciembre en el teatro Apolo, con Jean Philippe y El Gran Manley como maestros de ceremonias. La entrada vale cinco euros.

Niños patinando sobre hielo.

Niños patinando sobre hielo.

5) PISTA DE HIELO: El que escribe jamás fue un buen patinador, pero admito que me gusta la estampa de los niños almerienses patinando sobre hielo en plena Rambla. Podrán hacerlo desde el 5 de diciembre hasta el 6 de enero en el Mirador de la Rambla.

6) SCALEXTRIC: Nunca aprendí a patinar, pero siempre me encantaron los scalextric. Las escobillas de los coches me duraban menos de lo que canta un gallo, pero me lo pasaba genial. Y eso que eran miniaturas; el scalextric que se va a montar del 19 de diciembre al 4 de enero (Plaza Vieja) es de dimensiones gigantescas y consta de simuladores para niños.

7) DIVIÉRTETE EN EL CENTRO: Buena iniciativa la de ‘Diviértete en el centro’, gracias a la cual, del 20 al 30 de diciembre, distintas ubicaciones de Almería (plaza San Sebastián, San Pedro, Pablo Cazard, etc.) van a acoger muchas e interesantes actividades infantiles (consúltalas todas aquí).

8) CIENCIA DIVERTIDA: Algo similar ocurre con el programa ‘Ciencia divertida’, en el que todas las tardes del 20 al 30 de diciembre, la ciencia se convierte en algo atractivo para los más peques gracias a esta forma de acercársela (consulta la programación aquí).

CABALGATA

Cabalgata recorriendo la Catedral.

9) FESTIVAL DE TEATRO INFANTIL: La primera cita del año llevará a muchos niños almerienses a la XXXIII edición del Festival Infantil de Teatro de Almería, que se desarolla del 2 al 4 de enero en la Plaza Vieja, en el teatro Apolo y en el auditorio Maestro Padilla. Funciones, fechas y más info aquí.

10) CABALGATA DE REYES: Servirá para cerrar oficialmente el calendario navideño. A falta de confirmar los personajes almerienses que se darán un aire a sus majestades, ya podéis conocer el recorrido y el horario de esta cita imprescindible de la Navidad aquí.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.