LA MOVIDA EL MUSICAL DE LOS 80

Una veintena (larga) de belenes en Almería

0

Esta noche es Nochebuena, y mañana es Navidad. Así que lo preceptivo es dedicar este espacio a varios de los numerosos belenes navideños (la inmensa mayoría a cargo del ayuntamiento de turno) que podemos disfrutar a lo largo y ancho de la provincia de Almería. Es una actividad que no cuesta dinero, apta para toda la familia, que despierta nostalgia y admiración y que, en no pocos casos, nos alegra la vista.

En la capital del Reino lleva días montado el Belén municipal de la ciudad de Almería (en la Plaza Vieja). Se puede visitar hasta el 6 de enero en horario de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas, y ya que salís a dar rienda suelta al espírito navideño, recordad estos planes para vivir la Navidad en la ciudad almeriense. Claro que la capital también acoge el ‘Belén provincial’, cortesía de la Diputación de Almería (Patio de Luces de la calle Navarro Rodrigo) y montado por la hermandad Cofrade.

dipu_belen

Belén en la Diputación Provincial de Almería.

Por los mares de Poniente, en El Ejido encontraremos un gran ejemplar de Belén en el hall de la Casa Consistorial, y no muy lejos, el ‘Little Park‘ montado en la Plaza Mayor. En Roquetas de Mar se encuentra uno de los belenes más grandes y bonitos de la provincia en un monumento como el castillo de Santa Ana. Si andáis por la milenaria Adra, atentos a las bellas figuras montadas en su Centro Cultural, y si estáis por Vícar, además del Belén municipal, los niños “fliparán” con el ‘DiverVícar‘ (del 26 al 29 de diciembre).

En la comarca conocida como Bajo Andarax, también encontraréis eventos y espectáculos de lo más variopinto, que casi siempre se verán embellecidos con la presencia de un Belén de Navidad. Es el caso de Gádor, Huércal de Almería, Pechina, Rioja, Benahadux y Viator, cuyos consistorios guardan singulares muestras.

Si avanzamos hacia Cabo de Gata-Níjar, nos topamos con una grata sorpresa; para el mismo día 25, la Asociación “Belén Viviente” ha preparara un gran desfile que parte de la Iglesia de la villa de Níjar, y sigue por las avenidas principales hasta la Plaza de España, donde se formará el Nacimiento del Niño Jesús. En Carboneras, otro gran Belén montado en otro gran castillo con mucha historia a sus espaldas (castillo de San Andrés).

Belén en Roquetas de Mar.

Belén en Roquetas de Mar.

Más a Levante, la vecina Garrucha no se arruga y también se acuerda de la familia del Mesías cristiano y las tropas judía y romana. Encontraremos dicho recuerdo en la carpa navideña de la calle Mayor. En Mojácar, atentos a los musicales y actividades infantiles que animan el belén municipal, y en Vera, a los cuentacuentos navideños.

Son tantos los pueblos y rincones con encanto que dedican su tiempo a montar un buen Belén digno de ser visitado, que casi me da apuro ignorarlos. No obstante, recuerdo que encontraréis magníficos ejemplares de belenes (y otras sorpresas navideñas que harán las delicias de los peques) en localidades del Almanzora como Cuevas del AlmanzoraPurchena, Macael y Olula del Río, en zonas más áridas, en Tabernas y en Sorbas. ¡Ah! Y con un plus de encanto invernal, ojo a la Alpujarra almeriense y a los humildes pero monumentales belenes aderezados con espectáculos navideños en Fondón, Laujar de Andarax, Alhama de Almería o Bentarique.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.