ecoembes

Senderismo nocturno en Almería: aventuras bajo la luna llena

1

Aventureros nuestros, hoy os proponemos una forma diferente de practicar uno de los deportes que más nos gustan, el senderismo. La diferencia radica en que hoy lo traemos en formato nocturno, cuando la luna llena amenaza con convertirnos a todos los piratas malditos en esqueletos (¿o eso solo pasaba en la peli?).

No nos desviemos del tema: centrémonos en las rutas de senderismo nocturno en Almería, que es de lo que nos toca hablar hoy en nuestro galeón. Con la llegada del verano, anochece más tarde y el buen tiempo nos anima a apurar en la calle hasta bien entrada la noche. No hace tanto calor y los paseos son mucho más agradables. Y si encima podemos hacerlos por senderos a la luz de la luna llena, mejor que mejor.

SENDERISMO NOCTURNO 2En un sendero nocturno, la visibilidad se reduce considerablemente, lo que lleva a agudizar nuestros sentidos. Los olores se perciben con mucha más viveza y el sonido del crujir de una rama se siente también con más fuerza. Para avanzar es requisito indispensable disponer de una luz frontal, aunque esta muchas veces casi no es necesaria, solo en los casos en los que el camino está perfectamente iluminado por la propia luna llena. En otros casos, la luz ambiental es mínima, pero el espectáculo es mucho mayor con un cielo estrellado.

Esta disminución de la visibilidad conlleva también tomar más precauciones, por lo que además de las habituales recomendaciones para hacer senderismo es muy importante mantenerse en grupo y acudir con guías experimentados.

¿Queréis saber qué senderos nocturnos podremos hacer este verano en Almería? Tomad buena nota, porque el 30 de mayo comienzan las aventuras nocturnas y lo hacen a lo grande, ya que podremos elegir entre varias opciones para iniciar la temporada.

Por un lado, el club montañero Treparriscos y Mountain Life organizan una ruta nocturna combinando cinco senderos señalizados por la zona de Fondón y Laujar de Andarax, de dificultad baja pero con increíbles vistas nocturnas. La ruta pasará también por Benecid y habrá un descanso en la Plaza de La Alpujarra en Laujar, donde repondremos fuerzas (echad un parche a los sitios donde comer en Laujar) y reemprenderemos el camino de regreso a Fondón por otro sendero.

SENDERISMO NOCTURNO 3En total serán 14 los kilómetros a recorrer a través de pistas de tierra, acequias, senda y asfalto, con un
desnivel acumulado de 300 metros y una duración aproximada de seis horas. El coste de la actividad es de 3,5 euros para no federados; 2,5 euros para federados y gratis para socios del club organizador. Esta ruta iba a contar además con una auténtica mojitada pirata, aunque finalmente habrá que esperar a otra ocasión mejor para poder disfrutarla. Desde aquí podréis acceder a las inscripciones.

Ese mismo día, Senés nos ofrece otra ruta de senderismo nocturno, de 11 kilómetros por pistas de tierra, cemento y asfalto así como por sendas empedradas. La duración aproximada es de tres horas y media y el punto máximo será el Alto de Mezquita, con 1.095 metros de altura. Esta ruta tiene un precio de 4 euros para federados y 5 euros para no federados, aumentándose en 10 euros si queremos incluir la cena. Macael es otro municipio que nos tiene preparada una ruta nocturna de la que pronto os daremos más detalles.

Como también lo haremos de todo el senderismo nocturno en Almería que nos aguarda durante los próximos meses. En el cuaderno de bitácora tenemos marcado en rojo las siguientes fechas, en las que también habrá recorridos bajo la luna llena: el 4 de julio podremos elegir entre Alboloduy, Lubrín, Mojácar y Zurgena, mientras que el 25 tenemos una cita única en Cóbdar. El 1 de agosto el espectacular paisaje que atravesaremos casi a oscuras será Tabernas, y el 29 de ese mes nos desplazaremos hasta Albanchez. La última salida de este programa provincial de senderismo de lunas llenas será el 26 de septiembre en Taberno.

¿Tenéis pensado acudir a alguna? ¡Contadnos!

 

Imagen apertura: Pedro Sánchez

Comparte

Sobre el autor

Es el pirata con mejor forma física de toda la tripulación. Su brújula siempre apunta hacia alguna competición deportiva, ningún medio se le resiste. Bien sea por tierra, mar o aire, en su cuaderno de bitácoras registra todo tipo de actividades y eventos, sin importar edad o condición. En el palo mayor del galeón hay una canasta hecha con redes de pesca, en la que juega y enseña baloncesto durante las largas jornadas de navegación.