Cuando éramos los más grandes: Los Millares

1

Los Millares se puede considerar como la cultura más avanzada de lo que ahora conocemos como Europa en la Edad de Cobre. Pensemos que mientras en el resto del continente, los humanos solo sobrevivían malamente, en Los Millares habían creado una ciudad con sus construcciones, sus fortificaciones, sus clases, su desarrollo tecnológico y su incipiente espiritualidad. En el término municipal de Santa Fé de Mondújar, tenemos lo que debió ser la capital de Europa hace cinco mil años. Pasen y vean.

Maqueta del emplazamiento de Los Millares, entre el Andarax y rambla de Huéchar

Maqueta del emplazamiento de Los Millares, entre el Andarax y rambla de Huéchar

Centro de visitantes
En un antigua venta en la carretera que unía Gádor con Santa Fé, está el centro donde podremos hacernos una primera aproximación para entender la importancia de esta cultura. En ella podremos ver paneles explicativos así como una maqueta para situarnos perfectamente en el territorio de esta ciudad fortaleza y un vídeo con una espectacular animación en 3D de lo que debió ser la vida de nuestros antepasados.

Necrópolis
El camino hacia las ruinas de la ciudad está trufado de montículos o tholos que son recintos funerarios de planta circular encerrados con una cúpula de piedra y cubiertos de tierra, donde el pueblo de Los Millares enterraba a sus antepasados. Podremos ver diferentes modelos que señalaba una jerarquización social, desde los más modestos a los más opulentos. Para verlo mejor, uno de ellos esta restaurado y podremos entrar en su sobrecogedora cúpula.

Base de uno de tholos funerarios

Base de uno de los tholos funerarios

La muralla más grande de Europa
Hace cinco mil años,en la edad de cobre, el lienzo de su primera muralla defensiva (se han hallado cuatro murallas y quince fortines) ocupaba una extensión insólita (310 metros) en comparación con el resto de un continente todavía atrasado. Medía una altura entre cinco y seis metros y sus bases de piedra, de dos metros de anchura, siguen en pie para señalarnos la pericia de su construcción defensiva. Podemos ver dónde se encontraban las dependencias como los talleres metalúrgicos, las casas y los zonas defensivas y apreciar el espectacular enclave que es el vértice de las dos ramblas: la del Andarax y la de Huéchar.

Entrada a un taller de Los Millares

Entrada a un taller de Los Millares

La vida en el poblado
La parte más llamativa de la visita es la rigurosa recreación que espera al visitante en un espacio donde se ha levantado una parte de la muralla junto a las casas y talleres y recintos funerarios para darnos una visión realista de su cultura.

Parada y fonda
Terminada la visita podemos acercarnos a la vecina Santa Fé, entrando por uno de sus espectaculares puentes ferroviarios, hoy convertido en carretera, y comer en las recomendaciones de este enlace. Otra posibilidad es volver a Gádor y pararnos en La Reja, con sus sabrosas tapas a la brasa y sus más que ajustados menús o tomar la antigua carretera a Guadix para llegar a Alboloduy y seguir esta weeky ruta.

Informacion y horarios:
Abierto de miércoles a domingo, de 10 a 14 horas
Informacion y visitas de grupos (a partir de 12) : 677 903 404

Comparte

Sobre el autor

Es el oteador de este galeón pirata. Catalejo en mano, nada más llegar a puerto, se adentra en terreno desconocido para descubrirnos enclaves espectaculares cuya existencia es ignorada, incluso, por los propios lugareños. Tiene el don de retratar en forma de dibujos aquello que ven sus ojos y que otros ni imaginan. Ahora bien, le pierden las fiestas populares y si coinciden con alguna de sus expediciones, su regreso puede durar días.