Noches de Alcazaba 2022

El Ejido o ‘El Dorado’ del teatro almeriense

4

Cualquiera que conozca bien Almería sabrá que, desde un tiempo a esta parte, ha sido el ayuntamiento de El Ejido el responsable de ofrecer la programación cultural más ambiciosa y codiciada de la provincia. Dentro de esta fabulosa oferta cultural, hay un arte que sobresale sobre el resto: el teatro. Y es que en el municipio ejidense cuentan conun espacio escénico que, a pesar de su corta edad, ya es todo un referente cultural no sólo en la provincia sino también en Andalucía por la categoría de los espectáculos y las compañías que han pisado sus tablas desde su nacimiento.

Precisamente, a comienzos de de 2014 se conmemoraba el sexto aniversario del Teatro Auditorio de El Ejido; un aniversario por el que se han celebrado una serie de actividades especiales de las que han disfrutado unos 6.500 amantes del teatro y de otras disciplinas artísticas, como la música. Entre esas actividades, han destacado espectáculos como el caso del musical ‘Campanilla’ o directos como el que ofreció el grupo andaluz ‘Medina Azahara’ o el artista Miguel Poveda, en los que se colgaron el cartel de “no hay entradas”.

teatroejido2

Artistas de la categoría de Concha Velasco, con su exitosa tragedia ‘Hécuba’; funciones como la ópera ‘La Traviata’ o el grupo “El Puchero del Hortelano” han logrado levantar de sus asientos al público asistente al teatro ejidense. Se ha tratado de una programación que ha estado definida por la gran variedad de las propuestas, aptas para todos los gustos. Tal es así que los amantes de la música clásica han podido disfrutar de la exquisitez artística de la Orquesta Joven de Andalucía y su coro. Asimismo, ha habido espacio para las presentaciones de libros y conferencias que también se han desarrollado en este espacio escénico en el último mes, además del ciclo de cine no comercial y en versión original apadrinado por el cineasta ejidense Manuel Martín Cuenca.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.