ACTIVIDADES Y AVENTURAS WEEKY OTOÑO 2020

HeartBreak: ambiente rockero en Aguadulce

10

Recuerdo cuando era un muchacho más joven y no permitía que se me escapase un solo verano sin haber ido de fiesta al puerto deportivo de Aguadulce.

Recuerdo también la gran cantidad de pubs y salas de fiesta abiertas en este barrio de Roquetas de Mar, o el enorme número de personas que solíamos reunirnos en los aledaños para adentrarnos después en alguno de los pubs y discotecas. Y en este sentido, tampoco puedo dejar de recordar cuando, allá por el  15 junio del año 2000,  abría sus puertas el HeartBreak Aguadulce, y lo recuerdo bien porque fuimos muchos los que agradecimos aquel soplo de aire fresco en la noche almeriense, máxime en una ubicación como el puerto deportivo de Aguadulce, en el que la práctica totalidad de establecimientos ofrecen la misma clase de música con ambientes similares.

interiror del bar HeartBreak Aguadulce coche amarillo

HeartBreak Aguadulce

En HeartBreak, como digo, no es así. Si hay algo que distinga a este local es su decidida apuesta por el rock and roll y el blues, un sello distintivo aderezado por una estética única que recuerda a aquella escena de Pulp Fiction en la que John Travolta y Uma Thurman salen a cenar a un peculiar restaurante.

interiror del bar HeartBreak Aguadulce

HeartBreak Aguadulce

En cuanto a la apuesta musical, los propietarios de este pub de Aguadulce han sabido ofertar un mínimo de un concierto semanal, con grupos y artistas underground de todo tipo y condición, para la mayoría de los cuales la entrada es completamente libre.

HeartBreak Aguadulce

HeartBreak

Si, por casualidad, resultas ser un apasionado de las motos (además de un admirador del rock o el blues) ojo al dato; HeartBreak organiza quedadas moteras en las que realizan todo tipo de recorridos y experiencias. Y si te eres de los que no sabes tomarte tu bebida sentado, en este recomendable local dispones de mesas de billar, juegos de dardos o máquinas de pinball para que la diversión no cese un instante.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.