8M Almería

Especialistas en calimocho y en noches de farra

4

No te dejes engañar por el nombre. “Cutre” es un concepto que, por definición, conlleva demasiados aspectos negativos. Si lo buscas en el diccionario, verás sinónimos como “pobre”, “sucio” o “miserable”. En cambio, el Kutre Pub de las Cuatro Calles que yo conozco es un lugar acogedor, limpio y de esos pocos sitios de la ciudad en los que puedes deleitarte escuchando a los grandes de la historia del rock and roll y algunas de sus variables, como el heavy, el grunge o el punk, mientras echas una partida al futbolín con los amigos.

kutre2

 

¿Qué es lo que más suena aquí? Principalmente, se decanta más por el rock español e internacional de los 70, los 80 y los 90, aunque el Kutre no es de esos sitios en los que no se permiten peticiones musicales; sea cual sea tu preferencia, pide tu canción y sonará al instante. Y no sólo los fines de semana; Kutre Pub abre sus puertas entresemana, ofreciéndote la posibilidad de ver los grandes partidos de la Liga o de la Champions en un ambiente único.

Este pub del centro de Almería está especializado en calimochos, al que dan un toque con diferentes sabores afrutados o de licores. A parte de los típicos vasos de litro, puedes pedir cubos de 8, 16 y 25 litros de calimocho, con precios súper económicos. Los litros de calimocho y cerveza son a tres euros y las copas cuestan menos de cinco. ¡Eso sí! Nunca se ha dado el caso de un cliente quejándose porque le hayan servido garrafón. Por si fuera poco, alguna vez que otra sorprenden a su clientela con la celebración de algún concierto protagonizado por alguna banda underground.

Abierto toda la semana, tardes y noches.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.