Cine Yelmo

La prueba de que hay vida en Aguadulce más allá del puerto deportivo y del centro comercial 501

6

Dicen las malas lenguas que, en Aguadulce, sólo hay fiestas y locales que combinen la cultura con el ocio y que sean dignos de visitar en dos lugares: el puerto deportivo y el 501. Pero sólo son eso; malas lenguas. Podría poneros varios ejemplos que dan al traste con tal afirmación, pero estoy seguro de que bastará con uno nada más. 

El ejemplo en cuestión es la cafetería-pub L´arrivée, donde vamos a encontrar un establecimiento polivalente que hace las veces de bar de desayunos, bar de tapascafetería de tarde y local de copas nocturno que, además, aúna una serie virtudes que no debemos despreciar. Entre estas, hallamos su difícilmente mejorable situación, pues L´arrivée se ubica a apenas quinientos metros de distancia del centro comercial 501 y muy cerca del mar. A esto, hay que añadirle una de las especialidades de la casa: premium drinks y una amplísima oferta de cocktails disponibles a cualquier hora para los clientes de este selecto local, en el que se respira un estilo moderno. Además, aquí encontrarás una amplia variedad de tapas y delicatessen culinarias por descubrir, preservando así esa vertiente de bar almeriense.

larrivé2

L´arrivé lleva ya cuatro años haciendo especial énfasis en la música, la cultura y el deporte. En este sentido, mientras saboreas un cocktail, ves la actuación en directo de alguna banda (hay conciertos todos los fines de semana) o disfrutas de la Champions en sus pantallas gigantes, puedes llegar a contemplar verdaderas obras de arte (y hasta ahí puedo leer; el que quiera saber más, que se acerque a verlo por sí mismo). Sin olvidar que, en verano, L´arrivé tira de su terraza al aire libre para que no dejemos de gozar del envidiable clima de Almería mientras degustamos algunas de esas bebidas tan especiales y que tan buena fama le han brindado a este pub de Aguadulce.

Horario: lun – Jue: 7:00 – 2:00 // vie: 7:00 – 3:00 // sáb: 8:00 – 3:00 // dom: 8:00 – 2:00.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.