ACTIVIDADES Y AVENTURAS WEEKY OTOÑO 2020

Sala Manaos, San José

5

Que no se me enfade nadie ni se generen suspicacias, pero es muy probable que la pedanía nijareña de San José sea uno de los enclaves más hermosos y aclamados de toda la provincia almeriense. ¿Alguien va a negarlo? En pleno parque natural de Cabo de Gata, rodeado de las mejores playas de la Península Ibérica, como Mónsul o Los Genoveses,  y donde cada verano significa disfrute y relax.

Sala Manaos

Sala Manaos

En una ubicación tan ideal se encuentra la espectacular sala Manaos; una auténtica sala de fiestas en la que, desde el mismo día de su apertura, no se ha escapado una sola noche sin que decenas de almerienses y turistas se lo pasen en grande. Y no es para menos; a la diversión inherente a una discoteca de verano de un pueblo costero hay que añadir la variada programación de actividades culturales y festivas que la sala Manaos pone a disposición de sus clientes. Desde actuaciones musicales en directo de grupos como Decai, Los Aslándticos o Jesús Cortés hasta increíbles sesiones de los pinchadiscos más marchosos de la provincia. En este aspecto, no hace tanto que el dj Brian Cross (conocido internacionalmente) deleitó a todo el que acudió a esta discoteca de Níjar.

Sala Manaos

Sala Manaos

A parte de esa envidiable oferta musical, se organizan otra serie de eventos interesantes, como la I Ruta de exhibición de coches clásicos celebrada en marzo de 2014 y que resultó un gran éxito, o las fiestas temáticas que se celebran de cuando en cuando, y donde destaca la dedicada al carnaval. Ahora que el verano se nos echa encima, no deberías dejar de visitar este templo del ocio nocturno almeriense. Al menos, pirata, si no lo haces, no digas que no te avisaron de lo que te pierdes.

logo Sala Manaos San José Almería

Sala Manaos

Localización: Sala Manaos, San José

 

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.