ECOEMBES BANNER WEEKY

Noche de San Juan, fuegos reales y artificiales en la costa de Almería

1

Faltan un par de días para la Noche de San Juan y la provincia de Almería, una vez más, aguarda expectante la llegada de la conocida como noche más corta del año y, al mismo tiempo, una de las fiestas más divertidas de entre todas las existentes en nuestro apretado calendario festivo.

Quizá se deba al reciente proceso electoral que se ha vivido en los 103 pueblos de Almería, pero lo cierto es que la única programación oficial de eventos para la Noche de San Juan que ha visto la luz a día de hoy es la de Mojácar, donde nos esperan una fogata infantil, una sardinada pública y un castillo de fuegos artificiales (info aquí). No obstante, es de suponer que, no muy lejos de allí, otros municipios levantinos se apunten a esto de darlo todo el 23 de junio, y me refiero a San Juan de los Terreros (Pulpí), donde, además de las sardinas y los fuegos, la playa de Mar Rabiosa acoge la ‘Discomóvil’ cada vez que llega San Juan.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

También en el LEVANTE podremos disfrutar de esta festividad en las playas de Vera, Carboneras, Garrucha —donde repetirán la exitosa fórmula que combina sardinas, hogueras, música en vivo y cohetes— o Níjar. En el último caso, atentos a las que se montan en lugares como Los Escullos (con atención especial a esta fiesta en la Chamán), Las Negras (donde no hemos de ignorar el Siddharta) o San José (con una gran playa y dos templos como Dagobah y Manaos).

Dejamos el Levante y nos vamos a Almería capital, donde esperamos que, al igual que en años anteriores, podamos disfrutar de un gran espectáculo pirotécnico en el ‘espigón de los gatos’ (frente a la Térmica) y de conciertos en la zona de El Palmeral. Además, hay otros puntos ‘calientes’ para esta noche en los aledaños de la capital, a saber; la Jaima de Costacabana, la Naútica de El Toyo y el Chiringuito de El Palmer.

Le decimos al timonel que ponga rumbo a PONIENTE y hacemos parada en mares de Roquetas, donde las playas de Aguadulce y La Romanilla darán especial juego a los que quieran una buena juerga para esta noche. Asimismo, es de esperar que la zona de El Faro se anime con una fiesta musical. Por su parte, El Ejido presume de sus playas de Balerma y Almerimar, donde también se animará el cotarro por la bendita culpa de El Rincón El Safari respectivamente. Precisamente, en el puerto de Almerimar nos esperan una paellada gratis y concierto de Kiko Romero.

nochedesanjuanenlasplayasdesanjose20096

Seguimos navengando con nuestro barco pirata hasta los confines de la provincia y, antes de llegar a Adra, nos topamos con Balanegra, que va a celebrar su primera noche de San Juan como municipio independiente (se ha segregado de Berja hace una semana). Así, llegamos a la costa abderitana, donde prestaremos especial atención a la playa de San Nicolás, lugar en el que podremos, a partir de las 22.30, gozar con actuaciones musicales, barbacoas, fuegos reales y artificiales.

Eso, en cuanto a lo que va a dar de sí la costa almeriense; luego, hay otros rincones mar adentro que no debemos despreciar, como ocurre con Senés, con Lúcar y con Serón. En el primer caso, nos espera una noche especial en la que los vecinos del pueblo se lavan la cara en las acequias y tiran agua por las calles para que les traiga suerte durante el año. Además, en este día se hace una verbena para todos en la plaza de arriba de los Remedios para vecinos y visitantes.

En cuanto a Serón, ojo al parche con esta ruta nocturna en bicicleta para que vivas San Juan de una forma distinta a la habitual. Por lo que respecta a Lúcar, sin duda una de las citas más curiosas del Valle del Almanzora para este 23 de junio, con sardinada, sí, pero también con aguas termales en un lugar sin igual. ¿Tienes claro ya qué vas a hacer esta noche de San Juan?

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.