Cine Yelmo

San Juan de los Terreros: playa y tesoros

8

San Juan de los Terreros: playa y tesoros

En los 219 kilómetros de costa que dispone Almería hay calas de todos tipos y formas que las hace atractivas por su propia naturaleza.

Playa de San Juán de los Terreros

Playa de San Juán de los Terreros

Las de Pulpí, a poco más de una hora de Almería, son la versión más mediterránea de nuestra costa, de arenas tostadas y que nos dice que la costa murciana está a dos pasos. Este es nuestro desembarco pirata:

San Juán de los Terreros

San Juán de los Terreros

Dónde bañarse

Pulpí dispone de ocho playas, ocho y la elección se antoja harto complicada pero para los weekypiratas el consejo es empezar en la de los Cocedores, con su pinta de ensenada en miniatura que pide a gritos un desembarco en toda regla!

Playa de San Juán de los Terreros

Playa de San Juán de los Terreros

A solo dos kilómetros de San Juan de los Terreros, en dirección a Águilas. Muy accesible y familiar es la de Calypso, en el mismo San Juan, donde hace años fondeó el mítico barco de Jaques Costeau.

Playa de San Juán de los Terreros

Playa de San Juán de los Terreros

Qué ver
La fortaleza defensiva de San Juan de los Terreros es una muestra de las edificaciones militares que jalonan la costa de Almería realizadas bajo el reinado de Carlos III. Restaurada y accesible, ideal para asomarnos a su mirador sobre el acantilado y divisar la costa, con los islotes volcánicos de Terreros y Negra.

Castillo de San Juán de los Terreros

Castillo de San Juán de los Terreros

Si quieres vivir una auténtica aventura acuática, realiza nuestar actividad Bautismo de buceo.

buceo

Para dormir
Podemos hacerlo al ladito del mar, en Hotel Calypso o irnos hacia el interior, en Cortijo Las Gachas.

Localización: San Juan de los Terreros

Contactos

Cortijo Las Gachas
Guazamara
Ctra. Las Gachas Km. 1,
Límite con Cuevas del Almanzora
Almería
609391180

Hotel Calypso
Paseo Marítimo,1
San Juan de los Terreros
(Pulpí)
950 466 032

Comparte

Sobre el autor

Es el oteador de este galeón pirata. Catalejo en mano, nada más llegar a puerto, se adentra en terreno desconocido para descubrirnos enclaves espectaculares cuya existencia es ignorada, incluso, por los propios lugareños. Tiene el don de retratar en forma de dibujos aquello que ven sus ojos y que otros ni imaginan. Ahora bien, le pierden las fiestas populares y si coinciden con alguna de sus expediciones, su regreso puede durar días.