FSO Gira Krypton

De Bédar a Garrucha, un viaje imaginario en ferrocarril

6

Ahora que ansiamos un AVE mientras languidece la única línea ferroviaria que nos une con el exterior, Almería llegó a tener hasta cinco líneas de ferrocarril funcionando, ¡toma ya! La minería tuvo la culpa de casi todas ellas y una de ellas, la de Bédar con Garrucha, estuvo en funcionamiento aprovechando las vetas de mineral (primero de plomo y luego de hierro) de la serranía que le da nombre al pueblo.

Bédar Almería pueblo

Bédar

La marinera Garrucha fue testigo de un ferrocarril y un teleférico, aunque ahora nos cueste imaginar mientras degustamos una de sus bien afamadas gambas rojas en su paseo marítimo. Pero a los piratas no nos falta la imaginación y con ella, podremos hacer, en esta agenda cultural de Almería, ese viaje que debió unir estas dos localidades del Levante almeriense.

Bédar Almería

Bédar Almería

Primera estación: Bédar
En la entrada de Bédar podemos observar la estación de carga de Tres Amigos, punto de encuentro de las líneas mineras que serpenteaban por los hoy tranquilos barrancos de la serranía. Una sólida construcción es el testigo de la línea de ferrocarril que bajaba a la costa de Garrucha. Desde la estación un sendero local lleva, en un recorrido de apenas dos horas, hasta la barriada de Serena (con su aire morisco aún latente) en un viaje donde pasaremos por un túnel, veremos los vestigios de las instalaciones mineras y nos dará una perspectiva de la importancia que tuvo, dada la gran cantidad de cotas y bocas de mina que aún existen y que, por supuesto, no debemos traspasar.

Bedar,-Almería tunel tren

Bédar

Si queremos conocer más en profundidad el pueblo de Bédar, con sus calles estrechas y escalonadas, podemos pinchar en esta ruta pirata y realizar, además, una ruta señalizada desde el mismo ayuntamiento por la ingeniería del agua que legaron los moriscos y que, en forma de lavaderos, fuentes y balsas, ha dado la posibilidad de mantener vivos frutales y demás arboles que nos recuerda el paisaje de la Alpujarra.

estatua Bedar,-Almería

Bédar

Garrucha estación término

La estación término es la capital de la gamba más afamada del país. Un término municipal minúsculo que le sobra para dar a conocer sus interesantes encantos como su gamba roja: el producto por excelencia de Garrucha y el más demandado en todo el que se precie por el buen marisco.

puerto-Garrucha

Garrucha

Degustarlo en sitios como Escánez o El Almejero es casi una obligación. El mar esta presente en cada rincón de Garrucha y podemos verlo incluso en la sede del ayuntamiento, un auténtico deposito de sal (Afolí) de época andalusí. Junto a él, veremos una monumental ancla recuperada del fondo del mar

Garrucha-plato de gambas

Del ferrocarril, apenas podremos ver nada, en la entrada del municipio se mantiene el terraplenado, de maciza piedra, para realizar su cargadero de mineral. Otro restos de su pasado minero es la chimenea de fundición de San Jacinto.

Garrucha

En su puerto, que también se hizo a golpe de ferrocarril, lo que veremos es una playa con todos los servicios de un litoral moderno con su aseada arena y un paseo marítimo de baranda de mármol Macael que nos lleva al puerto donde podemos pasarnos al atardecer por la Lonja o pasearnos por el puerto deportivo que ofrece amarres para poder descubrir su fondo marino, uno de los mejores de toda Europa. Otra opción es aprender inglés a bordo de un velero.

Una escapada para perderse puede elegir como destino hoteles con encanto como Tikar, al lado de la playa y con todo lo necesario para sentirse en la gloria, incluido su restaurante Azul.

Localización: Bédar / Garrucha

Hotel Tikar
Garrucha
950617131

Escánez
Paseo Marítimo, 38
Garrucha
950 46 02 78

El Almejero
Explanada del puerto
950 460 405

Comparte

Sobre el autor

Es el oteador de este galeón pirata. Catalejo en mano, nada más llegar a puerto, se adentra en terreno desconocido para descubrirnos enclaves espectaculares cuya existencia es ignorada, incluso, por los propios lugareños. Tiene el don de retratar en forma de dibujos aquello que ven sus ojos y que otros ni imaginan. Ahora bien, le pierden las fiestas populares y si coinciden con alguna de sus expediciones, su regreso puede durar días.