Almería, de todas maneras

Galanes, un manjar (casi) exclusivo de Almería

3

El galán (xyrichthys novacula) es un verdadero manjar en lo que se refiere a pescados. Probablemente la mejor forma de degustarlos es freírlos después de un ligero rebozado. Tampoco están nada mal a la plancha. Es un pez tan delicado que en ambos casos necesita de un cocinero con pericia.

Su piel recuerda a la del salmonete, tanto en colorido como en belleza. Al freírla se vuelve crujiente, gelatinosa y su sabor evoca al de algunos mariscos. Su carne es de un blanco virginal, delicada, ligeramente grasa y yodada. Junto con la lecha, el armao y algún otro, es de mis pescados favoritos de la costa de Almería.

Su pesca se reduce a los meses de verano por lo que solo es posible encontrarlos a la venta en los meses de julio, agosto y septiembre. Algunos años junio y octubre también pueden ser buenos meses para su pesca. El resto del año se esconde en las profundidades.

Según los datos oficiales que maneja la Junta de Andalucía, en año 2014 se capturaron poco más de 240 kilos, la mayoría de ellos en la lonja de Almería y un buen porcentaje en la de Garrucha. Su escasez en las lonjas se debe a que hay que pescarlos con anzuelo, uno a uno. Es más una captura de pesca deportiva que comercial. Muchas veces se venden fuera de los canales oficiales, en la clandestinidad.

Se encuentra en aguas cálidas y templadas del Mediterráneo y del Atlántico, siendo más abundante en la zona meridional del Mediterráneo occidental. Su atractiva coloración tiende al verde en los peces machos y al rojo en las hembras y ejemplares jóvenes. Puede alcanzar hasta los 25 centímetros de longitud.

El galán también se conoce como lorito (en el Poniente almeriense) raor, raó, peine, papagayo, pámpano, macora, bodión o gorrión. Como pasa con casi todos los pescados, cada puerto tiene su propia terminología. El galán tiene fama de ser el pescado más caro de España. Lo es en lugares como Baleares y Cataluña donde es muy apreciado y puede alcanzar precios mucho más elevados que en Almería, llegando a superar los 100 euros el kilo en años de escasez.

En verano se puede encontrar en el Mercado de Almería por precios entre los 22 y 28 euros el kilo. También se pueden encontrar en las vitrinas de algunos bares y restaurantes especializados en pescados del Levante almeriense, entre Carboneras y Garrucha (en El Almejero y Escánez por ejemplo). En la capital si tienes suerte lo encontrarás como ración en locales como La Taberna de Domi, El Asador, el Alcázar, Natividad, Taberna Nuestra Tierra o Casa Joaquín. En Aguadulce a veces los tienen en Bacus a partir de julio. Los restaurantes con estrella Michelín del Poniente, Alejandro (Roquetas de Mar) y La Costa (El Ejido) también los sirven esporádicamente en temporada. Y, no se lo cuentes a nadie, pero en la lonja de Balerma con frecuencia los tienen de tapa (mejor ir entre semana).

Siendo esta noche la de San Juan ¿Eres de los que se va a gastar una pasta en sardinas el día que más caras las venden, o vas a hacer como yo y por un poco más vas a buscar unos galanes para darte un homenaje?

Si sabes de algún bar o restaurante donde sirvan galanes con frecuencia, no te cortes y deja tu aportación en los comentarios del post.

Comparte

Sobre el autor

Es encargado de dirigir las cocinas de este galeón. De toda la tripulación, es el pirata con el sentido del gusto y del olfato más desarrollado. No hay barco pirata que surque los mares del norte y del sur que tenga mejores menús que los nuestros. Los regentes de las tabernas y mesones que frecuentamos, lo conocen tan bien como él a ellos, por eso, no pisamos un bar sin su consentimiento. Y después de tantas millas de navegación, sus descubrimientos gastronómicos aún siguen sorprendiendo nuestro paladar.

3 comentarios

  1. Pedro Sánchez-Fortun on

    Buenas, también lo podéis encontrar en bodega las botas y marisqueria Baviera.
    Un saludo

  2. Pingback: Agenda cultural y de ocio pirata de Almería. Cuaderno de bitácora del 20 al 26 de julio - WEEKY