ACTIVIDADES Y AVENTURAS WEEKY OTOÑO 2020

CAF, las fotos más alucinantes de Andalucía

10

La institución pública dedicada al mundo de la fotografía más importante de todo el territorio andaluz se encuentra en Almería. En concreto, el Centro Andaluz de la Fotografía (CAF), dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, se ubica en lo que era el antiguo Liceo de la capital almeriense, en pleno casco histórico de la ciudad; una situación privilegiada, tanto por la zona (a medio camino entre el parque Nicolás Salmerón y la calle Real) como por el edificio singular en el que se ubica.

Y es que el Liceo Artístico y Literario fue la institución cultural decimonónica de la ciudad de Almería más importante de su época, y llegó a albergar muestras artísticas e impulsar la cultura almeriense durante no poco tiempo. Ahora, curiosamente, el viejo edificio del Liceo ha cambiado de dueños y de contenidos, pero mantiene su principal función de promoción y divulgación del arte.

caf2

Situado en la calle pintor Díaz Molina, se conocen pocos datos sobre los orígenes de este edificio, pues los documentos al respecto han desaparecido a lo largo del tiempo. Su estructura diáfana, distribuida en torno a un patio central rectangular, hace suponer sus orígenes entre los siglos XVI y XVIII. Hay quien lo relaciona con actividades comerciales desarrolladas por mercaderes extranjeros (quizá genoveses), tanto por su estructura como por su ubicación en las cercanías de la antigua Puerta del Mar, y quien supone que fue construido en el solar de una lonja anterior. De hecho, no fue hasta la primera mitad del siglo XIX cuando pasó a acoger el Liceo Artístico y Literario.

Pero el Liceo es el pasado. Así, en octubre de 2007 se inauguró la nueva sede del Centro Andaluz de la Fotografía (CAF) en el antiguo Liceo de Almería. El edificio fue rehabilitado y adaptado a las necesidades de un centro fotográfico del siglo XXI, que incluye una amplia zona expositiva de seiscientos metros cuadrados, aulas para talleres, sala de digitalización, plató fotográfico, biblioteca, sala de proyecciones, archivo, tienda y dependencias administrativas. Como curiosidad, sabed que, en un principio (allá por 1992), se constituyó para ser depositario de los fondos fotográficos del proyecto Imagina y, al mismo tiempo, para continuar con la labor de fomento y difusión de la fotografía tanto en el ámbito nacional como en el internacional. Y así, terminó convirtiéndose en el CAF.

caf3

El Centro Andaluz de la Fotografía propone una oferta institucional permanente para tratar la fotografía desde una perspectiva interdisciplinaria donde tengan cabida el tratamiento y el estudio de la imagen desde diversos enfoques. Para que puedas comprobarlo sin traba alguna, la entrada al centro es gratuita, y se organizan visitas guiadas para grupos (mínimo 15 personas). Estas visitas se realizan todos los miércoles, a las 12.00 y a las 20.00 (excepto en agosto y en festivos). Las visitas duran una hora aproximadamente, y si eres un entusiasta del mundo de la imagen, estás tardando en aprovechar la ocasión y conocer este centro de arte y cultura andaluza.

Cada cierto tiempo, el CAF organiza talleres de fotografía, muy indicados para los neófitos en la materia, y de los que os iremos avisando en nuestra agenda pirata. Y si eres un amante ‘voyeur’ de las fotos, nunca te van a faltar exposiciones de lo más interesantes en este centro cultural. La última muestra fotográfica que tuve la ocasión de disfrutar en el CAF ha sido la de ‘El sueño va sobre el tiempo’, de Pierre Gonnord, considerado como uno de los creadores más representativos dentro del panorama del retrato contemporáneo, pero este es solo un ejemplo de tantos artistas como desfilan por el centro fotográfico más importante de Andalucía.

Imágenes: Centro Andaluz de la Fotografía.

Comparte

Sobre el autor

No hay cantina de ningún puerto donde este pirata no haya fondeado. Gran experto en la navegación nocturna, tiene una visión prodigiosa para avistar garitos en los que poder echar unos buenos tragos de ron. Su instinto innato para la fiesta nos lleva a los lugares más insólitos. Disfruta tanto de la noche como del día y cuando los primeros rayos de sol entran por los camarotes, este pirata se pone sus mejores galas para pasear por museos, librerías, exposiciones y salas de arte.